El traje sastre, una de las prendas más elegantes del caballero

Los mejores trajes sastres están hechos de fibra natural como es el lino o lana ligera por ejemplo. El traje es uno de los atuendos más formales que tiene el caballero y su diversidad al vestir otorga formalidad, autoridad, empatía o vanguardia.

 

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

 

Para un caballero por el gusto del buen vestir el traje sastre es una inversión. Existen varios elementos que se deben cuidar para que el traje aporte estilo al vestir, y uno de los más importantes es la talla, mi recomendación es que si no se encuentra un traje que quede perfectamente a la medida en corte, hombros, largo del blazer, largo de manga, una excelente opción es acudir a un sastre; él es el especialista que cuidará hasta el mínimo detalle al momento de confeccionar el traje sastre: corte,  tela, largo.

 

Según la actividad profesional o social, será el uso frecuente o menos común del traje sastre. Por lo tanto, si es muy habitual, una buena opción es invertir en un “portatraje” de madera para tener en casa y uno de viaje en caso de las reuniones de negocios para procurar el cuidado de las prendas  y alargar su tiempo de vida.

 

Para vestir con propiedad en cada evento el caballero debe tener una diversidad de trajes en el guardarropa: colores claros para eventos de día, colores oscuros para eventos de noche o proyectar autoridad; diferentes texturas para las temporadas del año; como puede ser lino para el verano o eventos de playa o lana más gruesa para el invierno.

 

Para que el traje sastre en verdad sea una inversión, lo primero es visualizar su uso; iniciar con colores lisos, sobrios (azul marino, gris oxford, negro, beige); si es esbelto y de estatura baja o promedio los trajes de rayas de gis son favorecedores. En un entorno de negocios evitar los trajes de cuadros, colores extravagantes o con brillo porque resta seriedad y profesionalismo a la imagen.

 

Al traje sastre se le otorga este toque de vanguardia con el color y diseño de la camisa, con el contraste de la corbata o incluso si está de tendencia el uso del pañuelo o el chaleco.

 

Teniendo en cuenta que la camisa blanca con las puntas firmes siempre será lo más formal; no así en un look sport que es correcto el uso del cuello de la camisa con botones, corbata y el blazer.

 

Al vestir el traje de una manera formal procure cuidar los siguientes detalles: usar calzado con agujetas, que el nudo de la corbata que se realiza sea adecuado al cuello de la camisa, cuidar el largo de la corbata (justo a la hebilla del cinturón), armonía de estilo y color del reloj.

 

Es mejor no usar por separado las piezas del traje sastre: blazer y pantalón; esto es para evitar que al momento de portar en conjunto no se perciba un mayor desgaste en alguna de las prendas, ya sea en color o textura.

 

Los espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

 

 

Facebook: Melissa López, Consultora de Imagen

Twitter @MelissaImagen

Próximos cursos en: www.360melissalopez.com

melissa.lopez@aznoticias.mx