Gente PVRed Interna

Conciencia ciudadana, el éxito

Ahora sí, ya se terminó la excusa de que otros son los que deciden y no podemos hacer nada para cambiar el rumbo de los hechos, debemos tomar conciencia que depende de nosotros si deseamos ser actores vivos de la política de nuestro País, Estado o Municipio, o seguir como simples espectadores; tomando en cuenta que la democracia no significa ir a votar cada 3 o 6 años; creo que el verdadero significado radica en reflexionar y participar activamente, además de entender cotidianamente los asuntos políticos que se dirimen en nuestro territorio para hacer a un lado las demagogias y los populismos que son producto de falsas promesas, sino al contrario, convertirnos en verdaderos ciudadanos propositivos ante nuestro desarrollo. Tener conciencia progresista para alcanzar la prosperidad en nuestra Patria, sin lugar a dudas será estimulante en la consecución de metas de beneficio colectivo.

 

Vigilar y evaluar a los políticos.

Aquellos candidatos de los diferentes partidos políticos que hoy en día se encuentran buscando un puesto de elección popular, deben de saber en caso de ganar la elección, que no otorga el derecho a hacer lo que se le dé la gana, ya que la democracia será siempre la triunfante ante la contienda electoral, lo que significa respeto absoluto a las opiniones  ajenas, pluralismo, prudencia y tolerancia. Es por eso que el camino de la democracia nos va a garantizar un pueblo con justicia y libertad. Con profundidad habrá que analizar a fondo, todos aquellos programas y acciones que se comprometan a realizar en sus campañas políticas para luego posteriormente el partido del candidato triunfador, cumpla a cabalidad con el compromiso adquirido ante los votantes. Hoy en día la vigilancia y la evaluación constante de la ciudadanía, estará pendiente de su actuar con el mandato constitucional.

 

Me viene a la mente la siguiente reflexión; si gobernar es servir con lealtad, creo que lo más conveniente es agregar que gobernar es cumplir. Lo digo porque es una lástima la forma cómo se ésta gobernando; es importante que los tres poderes asuman con honradez y trabajo organizado sus obligaciones. Las derechas y las izquierdas hoy en día resultan ser inoperantes porque ya fueron rebasadas, porque las convicciones se están perdiendo, existen únicamente ahora en día los intereses de grupos. Urge pues una nueva corriente política que se enfoque en buscar el bienestar de todos los mexicanos, que cada día se ven más afectados por la falta de oportunidades de trabajo. Conciencia nacional será siempre el lema, elemento primordial de quienes buscan la productividad, ésta se verá fortalecida cuando exista confianza en quienes administran a esta gran Nación, para que impere la justicia y se diga que ésta proscrita la miseria.

 

La obligación de un gobierno.

Una acción de gobierno que pretenda favorecer a simpatizantes del partido político triunfador en la contienda electoral, priva de sus derechos a los opositores, recordando que el límite de las ofertas en un ámbito democrático, viene a significar el respeto a los derechos humanos fundamentales, como es la vida y la libertad, en el entendimiento que cualquier candidato emergido del voto popular que atente contra la integridad y la libertad del pueblo, en ese momento su legitimidad se va a deteriorar. En esto cabe puntualizar que el verdadero sentido no esta en las elecciones, pero sí representa el punto de partida para practicar y convertir de una manera cotidiana las acciones  en democráticas.

 

Para aquel partido que gane las elecciones debe de tomar conciencia de su responsabilidad ya que los gobiernos son fundamentalmente directivos, deben de tener una visión desarrollada de cuáles son los problemas de su sociedad y cuáles las capacidades sociales de respuesta a sus problemas, riesgos, amenazas y oportunidades colectivas. Su función primordial de los gobiernos es generar e incrementar la capacidad de respuesta de la sociedad que representan y a la que se deben, o dicho de otro modo su función central es crear o agregar valor público a los activos de sus comunidades. Por otro lado la eficiencia y la calidad de la prestación de servicios, exige y comporta definir estándares de servicio y metas de productividad para el personal administrativo del gobierno.

 

Por otro lado les recomiendo a quienes incursionan en la actividad política, que el buen político es quien tiene el don anticipatorio, que es la cualidad de prever los problemas y prever las soluciones, a sabiendas que uno de los defectos más graves del mal político, es ignorar la realidad; negar que algo ya está o creer está, cuando no es así. En esto la base de la planeación blinda sin lugar a dudas todas las prevenciones, únicamente se necesita voluntad para querer hacer que las cosas sucedan con orden. Urge la unidad en la conducción de un pueblo, debe de seguir siendo cada vez más serena, para que no cunda el desánimo; pragmática, para introducir correctivos que nos lleven con guía y brújula hacia las metas definidas; imaginativas, para encontrar las salidas del laberinto y firme para perseverar en lo no debe de ser abandonado. La confianza en la requerida en estos momentos de incertidumbre, entonces requerimos de verdaderos servidores del servicio público que se entreguen en cuerpo y alma a la labor encomendada por sus comunidades.

 

Poder a la gente.

No quitamos el dedo del renglón al afirmar que la organización ciudadana debe de ser un instrumento fundamental para seguir a pasos firmes pero contundentes para la instrumentación fundamental para la transición democrática, ya que un componente necesario es contar con un sistema fuerte de partidos y en ellos ésta y recaerá gran parte de la conducción de la democracia. Pero eso será insuficiente si la ciudadanía no forma parte activa, dinámica de esta construcción democrática. Vuelvo a repetir como siempre en mis diferentes escritos, que es importante que los ciudadanos estén realmente conscientes y responsables de participar en la políticas públicas, no solamente desde el voto, que no solamente use exclusivamente este derecho y el de ser votado, sino también y sobre todo, que sea partícipe en la construcción del proceso nacional, estatal y municipal de un nuevo rumbo con certidumbre; en donde exista una ciudadanía que pueda exigir.

 

Amigos lectores, todos los mexicanos jugamos un papel importante para la buena marcha de nuestro amado México, dentro de la pluralidad y la diversidad podemos construir una democracia para todos y todas, que ofrezca igualdad de oportunidades y que transforme la sociedad desde el nivel más cotidiano hasta el marco para que no exista ninguna forma de exclusión ni marginación. Debemos de estar juntos ante los momentos tan difíciles que enfrenta nuestro País, es tiempo de luchar unidos para alcanzar un progreso con distribución equitativa, pero para esto es importante que cada uno de nosotros exista la valentía suficiente para tomar los retos necesarios ante la adversidad. Es hora de asumir una actitud de solidaridad en donde la confianza se renueve, poseemos raíces muy  profundas que nos hacen sentirnos seguros de nuestro caminar por la vida. Es tiempo de coordinarnos con el sector público, privado y social en donde exista un proyecto real para que la prosperidad llegue hasta las familias más marginadas.

 

En busca de la credibilidad.

Hacer a un lado las preferencias partidistas y los votos que se emitan a favor de uno u otro partido, significará garantizar la jornada electoral para que en la mayoría de los mexicanos aumente la credibilidad con la esperanza de que ahora en adelante se inicie una nueva era, llena de certidumbre. México, Jalisco y Puerto Vallarta, seguramente estarán de fiesta cívica si la mayoría de los ciudadanos salen a emitir su sufragio, para confirmar el avance hacia nuestra integración nacionalista; seguramente se ampliarán enormemente los caminos hacia la grandeza de nuestra República Mexicana, para llegar todos unidos y lograr la fortaleza de nuestros pueblos.

 

-.Un acto de justicia social, es la salida del gobernante al encuentro del problema en el lugar donde éste se genera.-