Gente PVSin categoría

“El Sagrado Corazón de Jesús me regresó mi corazón.”

Este viernes 27 de junio, la iglesia católica celebra al Sagrado Corazón de Jesús, misma fecha en la que el presbítero Julio Ulloa Macedo de la Parroquia de San Francisco de Asís en Tepic Nayarit, es dado de alta en el Hospital CMQ Premiere, tras una delicada cirugía de implante de válvula artificial, la primera operación de su tipo en Puerto Vallarta, y que da ahora una nueva esperanza para los pacientes que la requieren sin necesidad de viajar a Guadalajara o la ciudad de México.

Tras una semana de recuperación, el padre Julio Ulloa comparte su experiencia la cual fue impactante por su naturaleza al ser una operación a corazón abierto.

“Según los dos cardiólogos, el doctor Sergio Varela en Tepic, y el doctor Jorge Chávez Páez aquí en Vallarta, nací con una válvula calcificada congénita, y desde que nací el corazón estuvo trabajando forzado, que hasta los 50 años ya no pudo más, necesito que lo ayuden porque el siguiente paso es que yo truene.”

A lo largo de su vida, el padre Julio practicó deporte, y jamás manifestó señal alguna de un padecimiento cardiaco, hasta que empezó a sentir los primeros síntomas en abril del presente año.

“Pasando la Semana Santa, el Lunes de Pascua tenía una taquicardia muy fuerte, me sentía mal, fui al hospital, ahí me controlaron y me recomendó el doctor Sergio Varela que me hiciera un electro cardiograma y un ecosonograma, ahí se dieron cuenta que tenía ese problema, me dieron medicamentes para algunos problemas que traía de salud, sin embargo un medicamento me provocó alergia, por lo que esperé otra semana en un hospital con un síndrome que se llama Steven-Johnson, en el que se hincha uno y se quema, y duré un mes y medio hasta que se cae toda la piel, me controlaron muy bien en Tepic, en el Hospital La Loma, y me mandaron a recuperarme, por lo que tardé un mes y medio, pero mi pendiente era lo que me habían dicho del corazón, que tenía un problema, el cardiólogo de allá me decía, “padre, tenemos que platicar, tenemos una reunión”. Finalmente fui con el doctor Sergio Varela quien me hizo estudios y dictaminó que necesitaba una operación, el único problema es que en aquella ciudad no se puede hacer, solamente en México y Guadalajara. Mi reacción fue normal, se asusta uno y se pone triste porque no se avanzó nada.”

Gracias a que el padre Julio Ulloa laboró en la región, en particular en los poblados de Jarretaderas, Valle Dorado, Mezcales, Mezcalitos y Nuevo Vallarta durante diez años, hasta que hace aproximadamente seis meses que lo transfirieron a la ciudad de Tepic, una de sus feligreses le sugirió acudir con el doctor Jorge Chávez, cardiólogo de renombre para conocer su diagnóstico, con la esperanza de que no fuera necesaria una operación.

“El doctor Chávez que es muy cálido para explicar, muy claro y muy cercano, con un corazoncito de plástico en la mano me dijo, su problema es este, está calcificado, su corazón ha estado trabajando, está crecido, y ya no puede, y ocupa que le ayudemos, y lo que sigue es ayudarlo, si no se le ayuda con una operación, lo que sigue es que va a empezar a tener desmayos, y después ya no va a despertar. Está bien, le dije al doctor, pero más tranquilo, más animado porque ya eran dos opiniones de lo mismo, sin embargo no teníamos fecha, y me preguntó el doctor, si Guadalajara o México, porque la operación no se hacía ni en Vallarta ni en Tepic, y entre los cómos y los dineros y los lugares, me fui a Tepic a estar en reposo, porque me dijo que mi enemigo era la preocupación, el deporte, movimientos rápidos. Allá en Tepic estaba en comunicación con el doctor y me decía que me checara que no tuviera caries, ni problemas en los riñones para tener capacidad de hacer el cateterismo, asimismo con el otorrinolaringólogo, y hasta hace aproximadamente tres semanas me habló para verlo y ajustar los detalles de la operación.”

Labor importante del doctor Jorge Chávez fue​coordinar la operación, trayendo de la ciudad de México al cardiocirujano Fernando Ramírez y su equipo, así como a la anestesióloga cardiovascular Blanca Galván, quienes realizaron una cirugía de primer nivel en las instalaciones del Hospital CMQ Premiere donde contaron con todas las facilidades, así como con las herramientas e instalaciones adecuadas para una intervención de tal magnitud.

“El doctor Jorge Chávez me consultó dónde quería que me hiciera la operación, dándome las alternativas de México o Guadalajara, pero también sugirió que se podía hacer en Puerto Vallarta en el Hospital CMQ Premiere por ser el que cuenta con las mejores instalaciones en la ciudad, decidí que lo hiciéramos aquí, y así fue.”

La operación efectuada al padre Julio Ulloa fue un Implante de Válvula Órtica, una cirugía a corazón abierto en la que se utiliza una bomba de circulación extra corpórea, la primera en su tipo en Puerto Vallarta y que se realizó con todo éxito gracias a la labor del cardiocirujano Fernando Ramírez y la doctora Blanca Galván, excelente labor que hoy le ha permitido al padre Julio Ulloa ser dado de alta para continuar con su recuperación fuera del hospital.

Al respecto el doctor Jorge Chávez afirma: “Cuando las válvulas del corazón no pueden abrirse y cerrarse correctamente, las consecuencias para el corazón pueden ser graves, ya que se hace más difícil bombear la sangre de forma adecuada por todo el cuerpo.”

En el caso del padre Ulloa, los Implantes Valvulares fueron la mejor opción para este caso en particular.

“El reemplazo de cualquiera de las válvulas del corazón es una de las intervenciones más clásicas de la cirugía cardiaca. Desde sus inicios se han destinado gran cantidad de recursos y esfuerzos a la búsqueda de distintas alternativas como reemplazantes de la válvula cardiaca enferma y a lo largo de la evolución de la cardiocirugía se han probado válvulas mecánicas y biológicas.”

En este sentido, el padre Julio Ulloa agradeció a todo el personal del Hospital CMQ Premiere, a las enfermeras y médicos que lo han atendido, así como al doctor Jorge Chávez quien además ha sido de gran apoyo moral y anímico, factor de suma importancia para su recuperación.

“Me da mucho gusto que haya sido todo un novenario que empezó el jueves pasado y este viernes que es del Sagrado Corazón, porque el Sagrado Corazón de Jesús me regresó mi corazón, y eso es muy bonito, por lo que me siento muy agradecido con toda la gente que me ha apoyado con oraciones y misas, estoy muy agradecido con Dios, con la ciencia a través de los doctores que también es uno de los dones del espíritu.”