Vallarta hoy:

Rock es mi forma de ser

El rock no es un género musical, es una forma de pensar y de vivir. Por lo tanto una forma de tocar, de hacer de la música tu expresión. Inicia de manera personal pero inmediatamente se vuelve colectiva, pues tiene una idea que la sustenta y expande y comparte con los demás.

 

Tiene un riff, un arreglo de batería, un solo de guitarra, un bajo demoledor, una letra contracultural, antisistema, rebelde.

 

Sin esa idea, el rock no existe, no tiene fundamento, sin la base artística y filosófica, el rock es sólo un producto más del mercado por lo tanto no es rock. Miguel Bosé no es Rock, Maná no es rock, Moderato no es rock, la Guzmán no es rock, cualquier grupo con cuatro carilindos seudo imbéciles no es rock, RBD no solo no es rock, sino que además es una porquería. Coldplay no es rock. Bruno Mars no es rock.

 

La lista es infinita y no es capricho nombrarla. Sabemos que muchos de estos artistas no están dentro del “género” rock, pero buscan ser un ícono de este, enarbolando falsas y vacías banderas de juventud rebelde, una juventud que en realidad no se rebela a nada. Más bien refirma aquello que la condena y la juzga como haragana, sin metas, anodina, torpe. Todos calificativos que podemos utilizar para describir los grupos musicales que “según” la representan.

 

Hoy el rock está olvidado. No hay solos interminables de guitarra que te llevan al éxtasis, no hay una idea reveladora que rompa los moldes de la industria musical moderna, no hay virtuosismo en sus intérpretes, no hay esplendor en sus escenarios donde la música ocupa un segundo plano, y el show, pobremente maquillado, se arregla como un idiota tratando de ocultar el triste desempeño de sus actores detrás de gigantescas cajas de sonido que disfrazan cualquier voz y afinan cualquier instrumento.

 

Pero sobretodo no hay una búsqueda sincera por reflejar y retratar el mundo, el barrio, la ciudad, la calle que nos rodea. Salvo aquellas bandas y solistas que ya forman parte del inconsciente colectivo, Cafeta, Molotov, Jaguares, El Tri, Charly, Fito, Soda, Led Zéppelin, U2, Beatles, Rolling. Nirvana, Pink Floyd, Queen, Guns and Roses, Red Hot, The Clash, Sex Pistols, ACDC, etcétera, etcétera.

 

Sea cual fuere la forma de tocar el rock, lo que importa es la actitud, una buena guitarra y una idea que sostenga un buen show. Los artistas legendarios y otros no tanto, se ganaron ese apelativo por que tenían, tienen y tendrán, música, ideas y rock corriendo por sus venas. Un jugo rojo, espeso y burbujeante del más vivo y puro rock. Para romperte los tímpanos y hacer que los contadores, los abogados, los escribanos, los senadores, los doctores (sume al que a usted le guste más) distribuyan residuos fecales en sus pantalones y prohíban a sus hijas entrarle a un concierto.

Search