Cuando la grasa está en glúteos, caderas y muslos

¿Curvas, cadera amplia, cintura de avispa…? esto es para ti… ¡conoce más sobre tu tipo de obesidad!

 

Este tipo de obesidad, en general de base genética, es menos seria que la que afecta el abdomen pero más difícil de superar. Exige un buen plan alimentario y actividad física.

 

No minimicemos este tipo de obesidad. La grasa en el cuerpo no es saludable, aun siendo menos grave. La obesidad ginoide es aquella que se caracteriza por la forma de pera. La grasa se acumula en la zona inferior del cuerpo y es la más difícil de reducir, incluso más difícil que aquella de  la obesidad androide (en forma de manzana).

 

La obesidad ginoide responde más a causas genéticas que a excesos en la alimentación, aunque en ella también puede influir una dieta inadecuada. A pesar de que este tipo de grasa no es tan perjudicial para la salud como la que se instala a nivel abdominal (androide), su exceso siempre afecta negativamente al organismo, sin importar donde esté situada.

 

En los casos de obesidad ginoide, las personas pueden sufrir problemas en sus riñones, útero y vejiga. También pueden padecer otro tipo de complicaciones, como várices, problemas circulatorios, fatiga crónica y artrosis, entre otras.
La grasa acumulada en el tren inferior es más estable. Si bien esto es positivo, ya que disminuye los riesgos de problemas cardiovasculares, también hace que sea más difícil de eliminar. Esto hará que aquellos que la padecen tengan que recurrir a ciertos pilares para desprenderse de los kilos de más. Los detalles a continuación.
• Las frutas rojas, sobre todo los arándanos, presentan beneficios que esta población puede aprovechar. Este tipo de frutas tienen propiedades depurativas, especialmente los arándanos, que actúan mejorando la circulación sanguínea. Para notar sus efectos, se debe consumir como porción, 1 taza de frutos rojos al día en desayuno.

• Controlar la ingesta de sal. El sodio es un mineral cuya principal propiedad es la retención de agua, y la sal es la principal fuente de sodio en la alimentación. El exceso de sal y de alimentos ricos en sodio provoca problemas circulatorios, retención de líquidos, acumulación de grasa y celulitis.

• Controlar la cantidad y tipo de grasa. La  grasa debe limitarse en la alimentación diaria y sustituir la saturada (fiambres, embutidos, vísceras, etcétera) y trans (todo lo que se elabora con manteca o margarina, tapas de empanadas, galletitas, etc.) por la poliinsaturada (presente en aceites de semillas como el girasol, el maíz y la soya, las frutas secas y los pescados azules). Esta grasa evita la coagulación de la sangre, disminuye su viscosidad y favorece la circulación del torrente sanguíneo.

• Ejercicio físico. Para perder grasa de muslos y glúteos son efectivas las caminatas a paso vivo, correr con una intensidad moderada, hacer bicicleta rápida, sentadillas y cualquier tipo de flexión-extensión (estirar y encoger el músculo) de la parte inferior del tronco. No es necesario realizar los ejercicios levantando peso, pero, si se prefiere, es posible comenzar con poco peso y no aumentar hasta que el cuerpo se acostumbre a esa medida inicial.

•  Alimentación adecuada. Como cualquier tipo de sobrepeso, se debe seguir un plan alimentario personalizado, no muy restrictivo, que permita una pérdida de peso lento, no más de medio kilo a un kilo a la semana, dependiendo del exceso que se tenga: cuanto menos kilos necesite bajar la persona, menos será lo que deba bajar por semana. Esto deberá ser acompañado de una actividad física, como principal pilar para ir quemando la grasa acumulada de la zona.

La alimentación deberá estar basada en el consumo de verduras crudas y cocidas al vapor y de  fruta fresca. Control riguroso de los alimentos ricos en grasas, dulces, alimentos industrializados y embutidos.

 

Por lo tanto, será necesario llevar a cabo

• Un plan alimentario saludable y personalizado.

• Sin sal y seleccionando las grasas.

• Y la inclusión de ejercicio físico, para lograr la eliminación de la grasa corporal localizada.

 

Para lograr tus objetivos de cuerpo sano y en forma, es necesario trabajar en los hábitos alimentarios y el mejoramiento de la calidad de vida, para ello necesitarás la asesoría y guía de un profesional en los temas de nutrición, si te sientes identificada o quieres ayudar a alguien con este problema, anota bien mis datos; será un placer poder ayudar a que logres una salud completa y sobre todo, prevenir todos estos problemas que van junto con este tipo de obesidad. fabyluchis911@hotmail.com respondo rápido tus preguntas, cita previa al teléfono 22 47543 Prisciliano Sánchez 550 interior 203 E Pitillal. Dale “like” a mi página Nutrición & Dieta en Facebook