Vallarta hoy:

La dieta vegetariana protege contra las enfermedades cardiovasculares

Según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Oxford, el riesgo de hospitalización por enfermedades cardiovasculares un 32% menor para las personas vegetarianas con respecto a los no-vegetarianos.

 

Importancia de la dieta en la prevención de enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de fallecimientos en los países del primer mundo. Según datos de la Sociedad Española de Cardiología, en 2009 las enfermedades cardiovasculares causaron más de 120.000 fallecimientos en ese país. Este estudio, publicado hace unos años en American Journal of Clinical Nutrition, confirmaría que una dieta vegetariana reduce significativamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Esta diferencia se explicaría por los diferentes niveles de colesterol y de tensión arterial, lo que demuestra la importancia de la dieta en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y de muchas otras enfermedades.

 

El estudio analizó los datos de 45.000 voluntarios británicos participantes en el proyecto European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC). Un 34% de los participantes británicos son vegetarianos. Se les sometió a una serie de pruebas y cuestionarios y se controlaron sus datos entre 1990 y 2009. Durante este período se identificaron 1.235 casos de enfermedad cardiovascular. Hubo 169 fallecimientos y 1066 hospitalizaciones. Tras tener en cuenta datos como edad, tabaquismo, consumo de alcohol, actividad física, formación y estatus socioeconómico, los investigadores llegaron a la conclusión de que los vegetarianos tenían un riesgo mucho menor de padecer enfermedades cardiovasculares. Los vegetarianos tenían menor presión arterial y niveles de colesterol que los no-vegetarianos, así como menores índices de masa corporal y menor número de casos de diabetes.

 

El proyecto EPIC

El proyecto europeo de investigación prospectiva sobre cáncer y nutrición, financiado por la Comisión Europea y coordinado desde la división de epidemiología, salud pública y atención primaria del Imperial College de Londres, fue diseñado para investigar posibles relaciones entre dieta, nutrición, hábitos de vida y factores ambientales en la incidencia del cáncer y de otras enfermedades crónicas. Han participado en el estudio EPIC cerca de 520.000 personas de diez países europeos: Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Holanda, Noruega, España, Suecia y el Reino Unido.

Search