Consejos para evitar malos ratos con tu cabello

Cuando no se conoce el trabajo del estilista es insensato llegar con la persona y decir: “Dejo mi cabello en tus manos, haz lo que quieras”; puedes salir del salón de belleza feliz, contento (a) por el cambio; sin embargo también existe la posibilidad de quedar decepcionado (a) porque no te gustó el corte, el tinte o el servicio.

 

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

 

Lo mejor es cuando ya tenemos a ¡nuestro (a) estilista! Porque sabemos cómo trabaja, la calidad de los productos, higiene, discreción; ¡te conoce! por lo tanto recomienda lo que es favorecedor, comparte contigo tips sobre el cuidado del cabello y el peinado adecuado para el corte seleccionado, etcétera.

 

En una ocasión una clienta me platicó una anécdota de una mala experiencia que vivió al día siguiente de que fue a la estética. Ella es de cabello muy chino, le cortaron de más el fleco; al finalizar el corte le moldearon el cabello y le plancharon el fleco. Ella salió feliz del salón de belleza… El impacto llegó al día siguiente que se dio cuenta de la realidad de su fleco con el cabello seco, le quedó a media frente porque es de cabello muy chino y ¡no tenía plancha para el cabello! – El corte que le realizaron no fue el adecuado para las características de su cabello, ni tenía el producto para peinarlo ¡Obvio no quería salir de casa!

 

Para prevenir que esto te suceda, aquí unos tips para evitar malos ratos con tu cabello:

 

1.- Ser honesto (a) con el estilo de vida que llevas, las características de ciertos cortes de cabello lucen porque requieren ser peinados; si eres una persona que no tiene el tiempo o la mínima intensión de generar el habito de peinarte, es mejor no optar por dicho corte.

 

2.- En ocasiones el corte de cabello requiere la aplicación de algún producto para peinarlo como puede ser: gel, spray, cera para peinar, mousse; cerciórate de tener el producto adecuado en casa y que este no afecte a tu tipo de cuero cabelludo.

 

3.- La moda en corte de cabello o tinte, en ocasiones suele llamar mucho la atención, según el estilo de la tendencia, reflexiona si aporta algo de manera positiva a tu imagen profesional.

 

4.- Evita los cambios “urgentes”: si sabes con antelación que vas a asistir a una reunión de trabajo o un evento importante, y tienes la intensión de hacer algo con tu cabello ¡Acudir a la estética un día antes no es la mejor opción! Programa con tiempo la cita con tu estilista; por si el corte o el tinte no son de tu agrado, e incluso por si algún producto daña tu cabello, lo mejor es tener tiempo para cambiar o restaurar.

5.- Lo que te hacer lucir mejor es lo que va en armonía contigo, tanto en color, como en corte; de igual forma como las características del cabello: si es afro, chino, quebradizo, lacio o con remolinos; así que opta por lo que más te favorece y no lo que “más te gusta o la moda”

 

6.- Ser consciente que si vas a aplicar color, tendrás la disposición de realizar los retoques cuando sean necesarios.

 

Para tratar de mantener el cabello lo más sano posible usa los productos adecuados al tipo de cuero cabelludo, procesos, cambios de temperatura por uso de la secadora o plancha; sin embargo es importante recordar que si constantemente aplicas químicos al cabello, este te cobrará la factura por el exceso, con la caída, un cabello sin vida, opaco, afectando el impacto de tu imagen.

 

Los espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Facebook: Melissa López, Consultora de Imagen

Twitter @360melissalopez

Próximos cursos en: www.360melissalopez.com