Reputación y seguridad en redes sociales; imágenes que no debes publicar

Existe cierto tipo de fotografías que debes evitar publicar en redes sociales para preservar la seguridad personal y de la familia. Evita afectar tu imagen profesional o ser motivo de burla.

 

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

 

Las redes sociales son un excelente medio para estar en contacto y compartir momentos especiales con los seres queridos. Es maravilloso tener interacción con los amigos, la familia que no está cerca. Lo arriesgado de esto es cuando la persona no tiene la configuración más conveniente de privacidad, las fotografías quedan públicas, o quedan con acceso a ser vistas por los amigos de tus amigos.

 

Tal vez tú aceptas solo personas conocidas, pero no sabes si tus contactos hacen lo mismo, y en un segundo tu vida queda expuesta a un desconocido.

 

La mayoría de las publicaciones se originan del estado de ánimo de la persona, cuando se está muy contento (a) o triste, nace ese momento de propagar la información, buscar de manera en ocasiones inconsciente esa aprobación, reconocimiento, felicitación, apapacho, etcétera.

 

Antes de publicar una fotografía, recuerda tener presente “razón antes que emoción”, esto es para prever que cierta imagen tenga la facilidad de afectar seriamente la seguridad, el profesionalismo e incluso llegar a ser motivo de burla por ser una fotografía que no favorece tanto, “como se cree” o envía un mensaje opuesto al deseado.

 

Aquí los seis tipos de fotos que no debes publicar en redes sociales:

 

1.- Evita subir fotos de bebitos o niños desnudos. En ocasiones la madre por compartir la felicidad del momento que baña a su bebé deja en riesgo a su hijo.

 

2.- Por seguridad, reservarse a subir constantemente imágenes en donde se deje sobre expuesto el nivel adquisitivo o localización.

 

3.- Fotos en ropa interior, el mensaje que se envía con ese tipo de imagen es un contexto 100 % sensual, sexual, erótico; existe una línea muy delgada entre algo que luce sensual, a la fotografía que hace ver a la persona vulgar.

 

4.- Desde que las “selfies” se pusieron de moda, es esencial revisar el lugar o reservarse a la toma de fotografías en ciertos espacios como son: la cama, el baño, el espejo del sanitario.

 

5.- En la borrachera en estado de embriaguez, este tipo de fotografías perjudican seriamente la imagen profesional de cualquier persona, sobre todo a niveles ejecutivos o figuras públicas.

 

6.- Lenguaje no verbal inapropiado, “una imagen dice más que mil palabras” por lo tanto una fotografía transmite todo tipo de mensajes.

 

Se dice que “lo que pasa en Las Vegas, ya no se queda en Las Vegas, se queda en redes sociales”, por lo tanto compartir este tipo de fotografías puede afectar muchas áreas de tu vida: personal, profesional. Recuerda, reputación es lo que otros piensan de ti.

 

Los espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonrían.

Facebook: Melissa López, Consultora de Imagen

Twitter @360melissalopez

Próximos cursos en: www.360melissalopez.com