El impacto de la imagen de una persona en redes sociales

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio en dónde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Constantemente cambian las redes sociales, sin embargo, existen algunas que se quedan como favoritas entre los usuarios, por mencionar: Facebook y Twitter, que son de las más utilizadas en todo el mundo. Se dice que Facebook es “cómo ves” y Twitter “cómo escribes” siendo Twitter una actividad mucho más rápida.

Antes de publicar algo, siempre se debe recordar “qué tanto quiero ser expuesto”. Aunque existen los candados de privacidad es importante tener presente, que si algo se publica en redes sociales ¡definitivamente deja de ser privado! se corre el riesgo que el comentario, fotografía o video pueda ser tomado por otra persona y ser difundido o ser utilizado de mala manera.

El usuario no está obligado en aceptar todas las solicitudes de amistad en su red social (en caso de ser así, recomiendo utilizar candados de privacidad para no exponer tanto la vida personal si así se prefiere).

Existen algunos detalles como usuario que recomiendo evitar, por mencionar:

  • Involucrarse en conversaciones
  • Incitar al chisme o discusiones
  • Publicar fotografías inapropiadas
  • Mala ortografía
  • Ser solo espectador, la red social es para interactuar
  • Dejar activo un perfil cuando ya no se utiliza
  • Terminar una relación
  • Utilizar el muro de otro usuario como plataforma de venta (primero comentarlo con el contacto)
  • Publicar una foto o ubicación de un amigo sin antes preguntar
  • Confirmar asistencia a un evento, cuando sabe que no le es posible asistir
  • No ser reportero, sobre todo si no se tiene el fundamento de la notica

Está confirmado que las redes sociales tienen un papel importante con las emociones de las personas, cuando se está muy contento/a existe la posibilidad de realizar más publicaciones, con los sentimientos de enojo y miedo resulta sencillo compartir la experiencia para obtener algún consejo o apoyo.

 

Jamás creer todo lo que se publica, y… ¡No lo tome personal! Si alguien lo elimina de su red social, asimismo, si etiqueta a un contacto en una imagen o incluye en alguna conversación con muchas personas y dicho contacto decide eliminar etiqueta o abandonar la conversación, recuerde… ¡no es personal! En la actualidad para algunas personas resulta incómodo el sonido constante de la notificación del teléfono móvil con comentarios de personas que no conoce o no existe interés por seguir dicha publicación.

Si no se regulan las condiciones de seguridad, evite indicar información personal (familia, número telefónico, dónde trabaja, etcétera) sobre todo si no conoce a las personas que tiene de contacto.

 

Rastrear los comentarios, eventos y fotografías, permite saber en dónde y con quién esta o estuvo exactamente una persona, por dicha razón en la actualidad ha sido una de las causas de problemas laborales, personales y de pareja, incluso algunos abogados utilizan la revisión de las redes sociales como evidencia de infidelidad.

 

Por lo tanto, aconsejo depurar y revisar eventualmente contactos, configuración de seguridad para no exponer y arriesgar la vida o afectar el impacto de tu imagen con tus comentarios o fotografías. Te invito a reflexionar…. qué imagen proyectas en tus redes sociales.

 

Los espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonrían.