No hay plazo que no se cumpla

DICIEMBRE ME GUSTÓ… El 2015 parecía muy lejano en aquel día de febrero del 2012 cuando Andrés González Palomera tragó sapos y aceptó la propuesta que le hizo Aristóteles Sandoval para avalar la candidatura de Adrián Méndez González. Candidato natural a la alcaldía por el PRI, con más de 30 puntos de ventaja en las encuestas sobre El Archi, Andrés González topó con un muro de granito llamado Rafael Yerena, quien sistemáticamente fue rechazando todas las propuestas que se le hacían desde Guadalajara para que apoyara la candidatura de Andrés. Fue tanta la fe que Yerena tenía en la candidatura del Archi que aceptó renunciar a la primera posición en la lista de candidatos a diputados locales plurinominales por el PRI. Pese a ser el más institucional de los priistas, Yerena Zambrano se mantuvo firme y se negó a acatar la petición de Aristóteles para concretar la candidatura de González Palomera. “Yo me hago responsable del resultado” –dijo Yerena en la última conversación, cuando la suerte de Andrés quedó echada. A cambio de no aceptar la invitación del Movimiento Ciudadano para ser su abanderado Andrés salió de la catafixia con tres regalos: un espacio para su hijo Andrés en la planilla, un espacio para él entre los primeros cuatro de la lista de candidatos a diputados plurinominales y, lo más importante, la promesa de ser el representante del gobernador en Puerto Vallarta una vez que se consiguiera el triunfo y Aristóteles asumiera el poder.

 

HOMBRE DE BUENA FE. La primera promesa le fue cumplida a don Andrés, su hijo hizo campaña en la planilla del Archi pero la debacle electoral lo dejó fuera del cabildo. La segunda promesa quedó a medias, porque Andrés fue registrado en la sexta posición en la lista de candidatos a diputados plurinominales, muy lejos de la posibilidad de entrar al Congreso. “No te preocupes” –le dijo Aristóteles, al tiempo que le aseguró que los primeros cuatro pedirían licencia porque se van a sumar a su gabinete, algo que nunca ocurrió. Por suerte para Andrés el tercer regalito se hizo efectivo en tiempo y forma y desde finales de marzo del 2013 rindió protesta como representante del Gobierno de Jalisco en Puerto Vallarta, aunque lo primero que descubrió es que al puesto le habían reducido el sueldo casi a la mitad. Ese hecho fue una mala señal que atizó la especulación de quienes presumían que Andrés no sería el candidato del PRI y durante varios meses mantuvieron la incertidumbre hasta que todo se estabilizó. Finalmente Andrés recibió el visto bueno de todos los grupos políticos, especialmente del que opera en Guadalajara muy cercano al gobernador. De pronto el panorama cambió para Andrés y empezó a ver la luz al final del túnel. Vinieron los destapes en cascada y la cargada no se hizo esperar, empezando por Rafael Yerena Zambrano que en público y privado dejó muy claro que avala la candidatura de González Palomera.

 

LA HORA FINAL. Tras casi dos años de incertidumbre y golpes bajos, el escenario está listo para que Andrés González Palomera se registre muy pronto como precandidato del PRI a la alcaldía de Puerto Vallarta. De acuerdo con el calendario electoral, el próximo miércoles 17 de diciembre el PRI emitirá su convocatoria para el proceso electoral del 2015, estableciendo como plazo para el registro entre el 24 y el 27 de diciembre. Si el PRI decide mandar a Andrés como candidato de unidad deberá celebrar una convención municipal para ratificarlo el 18 de enero, pero si la decisión fuera registrar dos precandidatos entonces a partir del 28 de diciembre los precandidatos arrancarán su campaña interna y el 1 de febrero se someterán ante una convención municipal que votará a favor de uno. En realidad al día de hoy está claro que Andrés González Palomera no tiene contrincante al interior del PRI porque está marcado ampliamente como candidato de unidad, sin embargo esa condición le impedirá hacer precampaña entre el 28 de diciembre y el 1 de febrero ya que la ley electoral establece que los candidatos de unidad no podrán hacer precampaña. De ser así, Andrés se registrará como precandidato el 24 de diciembre y será designado como candidato oficial el 18 de enero, estando obligado a partir de entonces a meterse en su casa hasta el siete de abril, cuando oficialmente arrancará el proceso electoral.

 

LOS VACÍOS POLÍTICOS. Por desgracia para el PRI, si decide registrar candidato de unidad no podrá hacer precampaña interna hasta el primero de abril, lo cual generará un vacío que seguramente será llenado por otros partidos políticos que tradicionalmente registran dos o más precandidatos, especialmente el PAN que al día de hoy por lo menos cuanta con dos precandidatos visibles, Juan José Cuevas García y Luis Alberto Michel, quien al parecer había establecido un acuerdo interno para buscar la diputación federal, sin embargo la decisión del CEN del PAN de reservar el 05 distrito para la cuota femenil lo deja en el limbo, obligándolo a replantear su estrategia política. Por lo mismo no será extraño que ambos se registren como precandidatos y hagan campaña del 28 de diciembre al 1 de febrero. Algo similar podría pasar en otros partidos, de ahí la decisión del PRI de analizar detenidamente la situación y resolver si Andrés va como candidato de unidad o si se registra otro precandidato para darle sabor a la contienda interna. Aunque en el pasado el PRI ha impulsado la candidatura de unidad, al día de hoy son más los que están a favor de registrar a otro precandidato que permita que Andrés reciba el 2015 en calidad de precandidato oficial del PRI.

 

POSDATA. Para evitar calentamientos inútiles la mejor opción que tiene el PRI es registrar como segundo precandidato a un priista que vaya a formar parte de la próxima planilla, de tal forma que la precampaña le servirá para promoverse con miras a la elección constitucional. Habrá que esperar a ver la decisión que toman los altos mandos del PRI, lo que sí es un hecho es que en estos momentos Andrés González Palomera ya ha asumido las riendas del proceso electoral en sus manos y de él dependerá la decisión final.

 

VOX POPULI. Aunque la convocatoria del PRI establece que la precampaña arrancará el 28 de diciembre se ha dado la instrucción para que nadie se mueva hasta el 1 de enero, principalmente para no contaminar las fiestas de fin de año. De cualquier forma no sería nada bueno que Andrés González arrancara precampaña el 28 de diciembre, justo el Día de los Inocentes.