¿Cómo dice que dijo?

Nunca he entendido el lenguaje de los políticos, en especial el de los políticos mexicanos. Pareciera que hozan entre sus hojas –o teleprompter, según el caso- por las palabras más complicadas: “COYUNTURAL, oink, oink, oink, PRAGMÁTICO, oink, oink, oink, HOLÍSTICO, oink, oink, oink, TRANSVERSALIDAD, oink, oink, oink”. Y es que el lenguaje que manejan los políticos mexicanos es más difícil que el sánscrito. Soportable apenas por los acarreados y equipo de campaña. Supongo que cuando un político da un discurso, no le está hablando a los ciudadanos que tiene enfrente, en realidad, se comunica con los demás políticos.

 

Hay un fabuloso cuento de Juan Rulfo (“El día del derrumbe”) en el que se narra un apoteósico discurso dictado por un político de hace 50 años, pero que bien podría escucharse actualmente en cualquier tarima donde un candidato haga campaña.

 

Este lenguaje político mexicano es una especie de código apenas entendible entre los de su misma calaña. Por eso, me he dado a la tarea de hacer un diccionario con aquellos vocablos que ayuden a entender a los que nos gobiernan o intentan gobernarnos.

 

Año Hidalgo. Pol. Periodo de gobierno en el que misteriosamente desaparecen recursos.

 

Cabildear. intr. En el mundo empresarial mexicano, negociación de favores con el gobierno // v. gr. La negociación de permisos de construcción mediante dádivas a funcionarios, es muy común en el Año Hidalgo.

 

Demagogia. f. Hecho de engañar al pueblo ofreciendo, durante las campañas, hasta lo imposible y, una vez en el cargo, ni siquiera tener el propósito de cumplir lo prometido. // Véase cualquier político en campaña.

 

Chapulineo. s. Acción y efecto de brincotear de un puesto a otro, y en muchas ocasiones, utilizando recursos del puesto anterior para financiarse el siguiente cargo. El riesgo está en que la ciudadanía que los eligió, o confío en ellos, no recibe el compromiso mínimo que deberían tener.

 

Clientelismo. M. Condición del cliente // Zool. Costumbre social de nuestros representantes legislativos para discutir las leyes que rigen a nuestro país.

 

Oportunismo. com. Propio del oportunista. // Es la actividad practicada por aquél individuo que no se identifica con ninguna ideología o partido, mientras no se le llegue al precio; si se le llega a la oferta adecuada puede ser un incondicional (?) aliado. // Ver también líderes estudiantiles.

 

Sospechosismo. m. Término acuñado por Santiago Creel para referirse en una ocasión que los periodistas lo acosaban con preguntas; según su razonamiento, las interrogaciones que le hacían estaban basadas en meros rumores y malos pensamientos. Para él, todo era resultado de mentes que en todo ven una conspiración.