Buen 2015

Para muchas personas, este 2015 significa una nueva oportunidad de redimirse, emprender un negocio nuevo o expandir su empresa con servicios o productos innovadores y prácticos; no cabe duda, los propósitos para éste año irán en todas direcciones, bajar esos kilitos de más o iniciar una maestría, por supuesto se logrará si se tiene la voluntad necesaria y el apoyo suficiente –moral o económico- para arraigarse a su proyecto de vida. Será importante olvidar conflictos internos y sociales si se desea tener éxito y no trastabillar como el periodo pasado.

 

El “recuento de los daños” enmarca un sinfín de trágicas noticias, desastres naturales, enfermedades, pérdidas monetarias, decesos inesperados de los destacados José Emilio Pacheco, Gabriel García Márquez, Vicente Leñero, Roberto Gómez Bolaños. Yo también fui víctima del destino, en la madrugada del 25 encontré a mi inseparable compañera canina en una escena horrorosa, mejor no describirla me parece atroz recordar la causa de su muerte.

 

Noticieros y primeras planas de los diarios nacionales más importantes, fueron importantes escaparates para recordar a los ciudadanos los acontecimientos más relevantes del 2014, además de dar difusión a mensajes presidenciales de naciones de primer mundo, todo un coctel mediático que informó, educó, entretuvo y generó opiniones encontradas.

 

Entre mis familiares y amigos, escuché en más de dos ocasiones la expresión “este año estuvo regañado”, se vieron limitados a hacer gastos extraordinarios, como viajes o compras semanales en el centro comercial, esos recortes en lujos y gustitos extras, no sobrepasaron su satisfacción y buen ánimo para dar gracias por todas las bendiciones y oportunidades que se les presentaron durante el año pasado, construcción de un nuevo hogar y algunos por concluir, proyectos interesantes y ambiciosos impulsados por familias emprendedoras por toda la República Mexicana.

 

Pese a los malos augurios, posibles gasolinazos, cambios climáticos atípicos, manifestaciones interminables y demás noticias que tambalean a cualquiera, estoy convencida que la sociedad no se dejará estremecer, se necesitan buscar mejores opciones para –ahora sí-, encontrar la solución a tantos conflictos y rémoras acumuladas; México es un país productivo, sus habitantes emprendedores, desde jóvenes se les ve con la intensión de continuar con los negocios familiares, o iniciar el propio, estudiar una especialidad, maestría o doctorado, lo sé porque desde la UNIVA Campus Puerto Vallarta reconozco la necesidad de los estudiantes (sin distinción de edad) por buscar superarse y tener éxito en su profesión.

 

El maestro Luis I. Zúñiga Bobadilla, director general de esa Casa de Estudios, sabe de la necesidad de brindar educación de calidad para los jóvenes vallartenses, su trabajo incansable se ve reflejado en los exitosos profesionales en puestos gerenciales, Sector Público, empresarios respetables, comunicadores o altruistas, todos comprometidos con el desarrollo y el bienestar de los habitantes de Puerto Vallarta. No cabe duda, se debe trabajar comprometido con la sociedad y no sólo para el beneficio propio, éste 2015 es momento de ir por este camino y no desviarnos para tropezar. Espero sus proyectos se consoliden, mis mejores deseos para usted y su familia. Que sea un año mejor para todos, felicidades.

 

 

*Comunicóloga con estudios de actuación y doblaje en España, ha participado en la conformación de obras de teatro clásico y contemporáneo, estudios de interpretación corporal, danza y caracterización dramática; escenógrafa, columnista, educadora de teatro en la división infantil, coordinadora de eventos especiales en la Revista VIP, fotógrafa, actualmente es responsable del área de publicaciones de la Universidad del Valle de Atemajac, Campus Puerto Vallarta.