Prospectiva 2015

“También este

mínimo

caracol casi inmóvil participa

en la danza del mundo.”

Andrés Sánchez Robayna

 

Mis etapas más productivas suceden al principio de año. Es cuando más motivado me encuentro porque asocio en el final de año una especie de purificación y de recarga de energía. Aunque cada día es una oportunidad de empezar de nuevo, comparto la fascinación de redondear cifras y hago de la última noche del año mi rito personal, sin supersticiones, de renovación.

 

Dejo de lado prácticas absurdas como atragantarse de uvas, dar la vuelta ridículamente con maletas por toda la cuadra o usar ropa interior (de cualquier tipo) para entregarme al “you-can-do-it” personal de evaluar y proponer. Y por eso escribo esta columna, porque ahora es más fácil hablar del tema que cuando se lleva la resaca de las fiestas decembrinas. De manera particular uno de mis grandes propósitos es continuar con un proyecto que está en fase de borrador y lleva por nombre “Marejada”.

 

En lo personal el 2015 será un año atípico para mí: por primera vez estaré involucrado en el proceso electoral que tendrá su gran día el domingo 7 de junio. Desde que cumplí 18 años solo participaba el día de la elección. Como ciudadano nunca me sentí identificado con los partidos tradicionales y su esquema de militancia donde no se promueve la participación de personas comunes y reservan la participación política a familias que heredan los liderazgos. Pero desde hace unos años encontré cabida en una opción fresca donde todos tienen las puertas abiertas y el apellido no es filtro ni credencial.

 

Aunque sé que es difícil hablar de política, incluso hasta con los propios amigos. Buscaré la forma de permear la participación entre los ciudadanos libres de Puerto Vallarta. No podemos vivir ajenos a la realidad nacional que nos encamina más a un grave bache económico. Muchos han dicho que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”, yo pertenezco a los que ya estamos cansados de escuchar esa vieja frase, tan anacrónica e insultante; puedo ver entre la población que somos muchos los que queremos hacer las cosas bien.

 

En lo municipal creo que hay confianza en que los ciudadanos libres aprecien el buen trabajo que nos llevó a cerrar un gran año como no se había tenido desde 2008. Eso será un motivante para que los electores asuman un papel más activo.

 

Y en cuanto a esta columna, este 2015 prometo más ocurrencias. Estoy en Facebook como Juan José Mérida y en twitter como @jj_merida. Será un gusto tener otro año de interacción.