Pronósticos cumplidos

LA TERNA DEL PRI. De confirmarse el registro de Gustavo González Villaseñor como precandidato del PRI a la diputación federal por el 05 distrito se cumplirá uno de los pronósticos más añejos y evidentes, realizado desde por lo menos dos años atrás. Y es que la urgencia del priismo vallartense por regresar al poder ha generado un poderoso espíritu de unidad nunca antes visto, al grado de que políticos que en el pasado renunciaron al PRI por falta de espacios hoy están perfectamente alineados con la candidatura de Andrés González Palomera, específicamente Heriberto Sánchez Ruiz y Miguel Ángel Yerena Ruiz, quienes en el pasado le abrieron un boquete importante al PRI. El único priista que no aceptó la unanimidad en torno a Andrés González fue el médico Francisco Sánchez Peña, quien anda en campaña como precandidato independiente a la presidencia municipal. Como nunca antes el PRI consiguió una candidatura de unanimidad, porque nadie se le atravesó a Andrés González, muchos menos a Rafael González Reséndiz y Gustavo González Villaseñor, quienes simplemente harán un enroque para seguir en campaña por el 05 distrito y conseguir tres años más en sus respectivos congresos, con la salvedad de que a partir de esta elección los diputados podrán relegirse hasta en tres ocasiones más, así que Gustavo González bien podría envejecer en el distrito, lo mismo Rafita.

 

LA TRINCA NARANJA. Donde tampoco hubo sorpresas fue en el Movimiento Ciudadano donde finalmente quedaron registrados los tres precandidatos naturales: Arturo Dávalos a la alcaldía, Ramón Guerrero a la diputación local y Luis Munguía a la diputación federal. En este caso el proceso no estuvo tan simple ya que hubo un fuerte intento de Magaly Fregoso por conseguir la candidatura a la diputación federal, sin embargo El Mochilas fue contundente en su negativa, amenazando con no hacer campaña como candidato a la diputación local si el MC no aceptaba el registro de Luis Munguía. La mala noticia es que el polémico regidor del MC sólo garantiza una derrota contundente debido en primer lugar a su pésimo papel como edil, donde sólo ha destacado por sus escándalos personales. En estos momentos Luis Munguía enfrenta un proceso legal por presunto desvío de recursos así que buena parte de su campaña deberá destinarla a responder las denuncias presentadas en su contra. En cuanto a Arturo Dávalos su futuro es incierto y todo dependerá de la campaña de Ramón Guerrero, quien se sigue sintiendo todo un fenómeno de la política vallartense. Los tres le apuestan a la maquinaria oficial aceitada desde la presidencia municipal, sin embargo harán muy bien en tener presente el ejemplo de Adrián Méndez González tres años atrás.

 

EL OLOR DE LA PANADERÍA. Donde las sorpresas sí abundan es en el PAN, partido que por desgracia sólo aspira a recuperar la segunda posición como fuerza política en la región. La candidatura de Juan José Cuevas García de pronto se puso en riesgo ante el registro de Manuel González Farrera, quien tuvo el tino de integrar una planilla muy variada que representa a amplios sectores del panismo local. En cambio el Peri Cuevas optó por una planilla de abolengo que representa a los grupos más tradicionales, marginando a corrientes de peso considerable. Pareciera que El Peri se confió en que sería candidato único y diseñó una planilla de cuates, dejando de lado liderazgos importantes que le podrían representar un dolor de cabeza en la convención municipal. La arrogancia de Hugo Lynn Almada, quien apuesta a que el Peri ganará en proporción de dos a uno, parece sustentarse en el hecho de que la gran mayoría de los 500 nuevos afiliados del PAN simpatizan con su causa, sólo así El Peri podrá doblar en votos a González Farrera. Esa misma confianza le permite al Peri hacer una campaña a medio gas, destinando buena parte de su tiempo a atender sus obligaciones como diputado local, porque en eso si ha sido todo un ejemplo Juan José, en hacer campaña al tiempo que sigue cobrando como diputado. La mala noticia es que El Peri ya lleva dos derrotas consecutivas en Puerto Vallarta, donde fue apaleado en el 2009 cuando buscaba la diputación federal y en el 2012 cuando perdió la local ante Gustavo González Villaseñor.

 

CAMINO AL PRECIPICIO. Con ese terrible antecedente Juan José Cuevas García no tiene la mínima posibilidad de ganar la alcaldía al próximo 7 de junio, y eso en el caso de que Manuel González Farrera no lo sorprenda en la convención panista. Pero si algo caracteriza al Peri en su carrera política son los milagros, por eso anda muy confiado y prácticamente se siente el próximo presidente municipal. No cabe duda que la ignorancia es el mejor de los bálsamos. Para complicar el panorama en el PAN los altos mandos decidieron reservar el 05 distrito para la cuota de equidad de género, postulando mujeres por defaul. No es que los panistas de Vallarta sean muy equitativos con las mujeres, simplemente está claro que el 05 distrito está perdido de calle y por eso optaron por registrar mujeres para cumplir con el trámite. La sorpresa es que el Peri se sacó de la manga a Gloria Carrillo, quien desde que dejó Grupo ACIR sigue añorando los reflectores y le tira a todo lo que se mueva. Hace tres años hizo precampaña al lado de Agustín Álvarez Valdivia bajo los colores del Partido Verde Ecologista de México y ahora se pinta de azul. Para su desgracia no va sola y tendrá que enfrentarse a María de la Paz López Ortiz, quien cuenta con un buen trabajo de campo en el panismo regional. Por lo tanto el futuro de Gloria Carrillo depende exclusivamente del Peri Cuevas. En cuanto a la diputación federal finalmente Eva Contreras no apareció en el escenario y hasta el día de hoy la única precandidata es la ex regidora Dulce María Flores, quien realizará una campaña de metro formulismo, sin posibilidades de dar el campanazo.

 

POSDATA. Ante este escenario está claro que en lo que se refiere a la contienda por la presidencia municipal la disputa estará entre Andrés González Palomera y Arturo Dávalos Peña, con el candidato del PRI como amplio favorito. El Cepillo Dávalos le apuesta a la estructura del Ayuntamiento y al carisma de El Mochilas, pero era lo mismo que presumía el PRI hace tres años. Ya en campaña todo se reducirá a Andrés contra Arturo, y en ese terreno el candidato del PRI será el amplio favorito.

 

VOX POPULI. En cuanto a la diputación local, la batalla estará entre Rafael González Reséndiz y Ramón Guerrero Martínez, con un pronóstico ligeramente favorable al actual diputado federal, quien tiene muy bien controlado el distrito. Aquí la duda es en torno a la ventaja que Rafita le podría sacar al Mochilas para que ni siquiera alcance la diputación plurinominal como segunda mayoría. En la diputación federal Gustavo González no tendrá que esforzarse mucho para derrotar a Luis Munguía, así que será seguramente la elección más fácil para Gustavo en toda su carrera política.