5 situaciones en las que es mejor No saludar de mano ni de beso en la mejilla

Hace tiempo publiqué en mi columna el tema ¿cuándo saludar de mano o en la mejilla? No obstante existen ciertas situaciones en las que por respeto para no causar un momento incomodo a la otra persona, es mejor reservarse el saludo de mano, o de beso en la mejilla.

 

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

 

Saludar indudablemente es un gesto de cortesía que siempre será bien visto. El saludo de mano es el más aceptado: desde un contexto social, cultural o de negocios; no así el saludo de beso en la mejilla que es mejor reservarse a una situación en la cual se tiene más confianza o que es parte del protocolo de cierto país o cultura.

 

Por lo tanto ¿cuándo es preferible NO saludar de mano o de beso en la mejilla? — Tenemos situaciones en las que es mejor evitar el contacto que se genera a través del saludo por respeto. Este tema surge de una charla con un cliente el cual comparte conmigo una situación sumamente incómoda de un saludo en el sanitario.

 

En ocasiones se desconoce que se incurre en un error haciendo sentir incómoda a la otra persona por la falta de: conocimiento, prudencia, etcétera. Por eso comparto contigo cinco situaciones en las que es preferible no hacer uso del saludo de mano ni de beso en la mejilla:

 

1.- El lugar: ser prudente del sitio donde está la persona que se encontró y te gustaría saludar; por ejemplo un lugar sumamente incómodo para esto es un sanitario público.

2.- Rostro sudado: evitar el saludo de beso si se tiene exceso de sudor en la cara por el clima o el ejercicio.

3.- Manos sucias: resulta nada grato saludar a una persona con falta de higiene en las manos y uñas.

4.- Malestar temporal: son esas situaciones en las que el ser humano se contagia de algún virus pero el mal es pasajero, esto puede ser gripe, varicela, alguna reacción alérgica a algo. Lo más recomendable por salud es ser mesurados con el contacto hacia las otras personas para prevenir una infección o contagio.

5.- Situación delicada en la piel: definitivamente es el punto más delicado y en ocasiones suele ser el más incómodo para ambas partes, lo más importante es ser consciente de que se tiene el padecimiento y es mejor prevenir a la otra persona. Por mencionar algunos casos: infecciones micóticas (provocadas por hongos), problemas serios de cutis graso o exceso de acné, hiperhidrosis palmar (sudoración excesiva en las manos – una solución rápida es llevando consigo un pañuelo). Mi recomendación en estos casos es acudir con el dermatólogo para realizar el tratamiento necesario y buscar erradicar el problema de raíz.

 

Sin embargo, estas situaciones no impiden que se realice el saludo, este se puede llevar a cabo a través del uso del lenguaje corporal con gestos que indiquen que se tiene la intención de saludar a la otra persona pero sin tener contacto.

 

Los espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonrían.

Facebook: Melissa López, Consultora de Imagen

Twitter @360melissalopez

Próximos cursos en: www.360melissalopez.com