Vallarta hoy:

Ante un ataque cardiaco, anticoagulantes cuanto antes, mejor

Dr. Jorge Chávez cirujano cardiointervencionista

Los fármacos anticoagulantes pueden ser el mejor tratamiento para el ataque al corazón, siempre que se administren dentro de las dos primeras horas tras el inicio del ataque cardiaco

Un ataque cardiaco se presenta cuando los vasos sanguíneos que llevan sangre al corazón, las arterias coronarias, se bloquean. Este bloqueo puede ser abierto por los fármacos anticoagulantes o por un procedimiento con un catéter con un balón inflable, llamado angioplastia.

“Varios estudios han demostrado que la angioplastia proporciona un mejor pronóstico que los medicamentos anticoagulantes”, afirma el Dr. Philippe Gabriel Steg, del Hospital Bichat de París, Francia, y director de esta reciente investigación publicada en la revista Circulation. “En unos pocos estudios, la angioplastia sigue siendo la mejor opción aun cuando el paciente haya sido transferido a otro hospital para que se la practiquen allí”, señala.

“Sin embargo, es difícil comparar estos resultados con los del presente estudio” señalan los investigadores franceses, “puesto que la angioplastia y la administración de fármacos se ha realizado con el paciente ya en el hospital, mientras que nuestro estudio trata de la situación del paciente antes de que llegue al hospital”.

En su estudio, los investigadores franceses observaron la evolución de 834 pacientes con un ataque cardiaco que recibieron anticoagulantes, o fueron sometidos a angioplastia. Del total de pacientes, 460 fueron tratados antes de las 2 primeras horas de iniciado el ataque al corazón y 374 fueron tratados más tarde.

En el grupo de tratamiento inmediato, se registró una mejor supervivencia entre los pacientes que fueron tratados con anticoagulantes. Por el contrario, en el grupo de tratamiento tardío, la supervivencia fue la misma tanto si se administraron anticoagulantes como si se realizó una angioplastia. “Estos resultados sugieren que los médicos deben considerar el tiempo que ha pasado desde el inicio del ataque al corazón antes de decidirse por el empleo de los anticoagulantes o de la angioplastia” concluyen los autores.

Search