PARTIDA DE….DOMINO

Después de semanas donde el tema principal de los medios informativos y de uno que otro partido político giraba en torno de las remociones que se anticipaban en el gabinete del gobernador Aristóteles Sandoval, finalmente, para bien o para mal del gobierno del estado, los movimientos de funcionarios se dieron, reafirmando el afecto y la confianza del “gober” hacia quienes lo vienen acompañando desde su época como presidente municipal de Guadalajara. Los cambios, solo fueron, en su mayoría, permutas  en las dependencias, y seguramente Aristóteles, sopesó, analizó y consideró que con este equipo de trabajo les dará mejores cuentas a los jaliscienses. Ojala y cumplan sus expectativas, para bien de Jalisco, y no solo un “maquillaje” para mejorar la imagen pública.
Vamos a ver. El comentario no viene focalizado en analizar los nombres y capacidades o perfiles de aquellos que llegan a relevar a quienes se les consideraron asequibles, -por sus bajos indicadores de productividad, rentabilidad electoral, etcétera-,  para la renovación del gabinete, sino las potencialidades y suficiencias para enfrentarse a un escenario político y social diferente a los primeros tres años de la administración aristotélica, donde monopolizaron el poder y cuyo descuidado uso, fue un factor muy importante de la debacle del pasado 7 de junio.
Con el arribo a las esferas de poder e influencia, no solo en la zona metropolitana, sino en una buena parte de la entidad y decisorio en el Congreso local,  de una clase política mayoritariamente formada en el priismo, el contexto para la toma de las decisiones del titular del ejecutivo del estado, tanto en la elaboración de políticas públicas como en su implementación, sin duda, se obligará al  tamiz de los abanderados del partido naranja, el triunfador Movimiento Ciudadano y sus  principales figuras, como Enrique Alfaro, futuro alcalde de Guadalajara, de Pablo Lemus, triunfador para Zapopan, de María Elena Limón de Tlaquepaque, de Ismael del Toro, probable coordinador del partido mayoritario en el congreso, de Alberto Uribe, de Tlajomulco y de otros actores que administraran municipios importantes como Zapotlanejo y Puerto Vallarta, solo para nombrar algunos.
¿Está preparado Aristóteles y su equipo principal de trabajo para establecer una relación respetuosa y conciliatoria con la nueva fuerza política de la entidad?
¿Estamos en el umbral de una nueva práctica de la política, la moralización de la misma, la pluralidad y aceptación de visiones de gobierno, de valores?
Esperamos que sí. Ante un entorno donde la oposición, que además de su presencia en los diferentes estratos de gobierno, tiene el respaldo de una mayoría de los ciudadanos que votaron por sus fórmulas, seguramente prevalecerá la práctica de la política, de los acuerdos y las negociaciones. Son políticos y conocen las reglas del juego.
Anticipamos que a partir del 1 de octubre, Alfaro y compañía habrán de desempeñarse dentro de un marco de institucionalidad y con la decisión de alcanzar entendimientos con el gobierno estatal y sus funcionarios, privilegiando el interés colectivo y las condiciones donde se genere una mejor gobernanza que fortalezca el dinamismo y la proyección del estado.
Seguramente, las primeras semanas serán espacios de tiempo para los acomodos en sus nuevos cargos, la elaboración de proyectos, algunos de inversión municipal, otros con el estado y la Federación y la fijación de una política consensada con el resto de los protagonistas “emeceistas”, enfocada está, a realizar gobiernos con capacidad y eficacia administrativa que se manifiesten en la aceptación de la ciudadanía que votó por ellos.
Y ¿Aristóteles? Deberá demostrar desde los primeros días, la disposición para crear sinergias con los gobiernos opositores que permitan la funcional gobernabilidad y una actitud políticamente madura, que lleve a la resolución de los problemas y no al entorpecimiento de los mismos.
Estamos a punto de ser testigos de un escenario diametralmente diferente al que observamos en la primera parte del gobierno de Sandoval, y tal vez por ello, el gobernador se decidió a conjuntar un remozado gabinete, con funcionarios que cree puedan relanzar el proyecto de su  gobierno y el fortalecimiento de su partido, el PRI. La turbulencia del “oleaje naranja” y la revolcada que recibieron en pasado proceso electoral obligaban a hacer un replanteamiento de estrategias para cogobernar con un partido y líderes, entre ellos Alfaro, -que es de “mecha corta”-, en un clima alejado de confrontaciones estériles y de posturas partidistas intransigentes.
Deseamos, como lo señalábamos al inicio, por el bien de Jalisco y sus habitantes, que todos los actores de esta nueva película que veremos, antepongan la sensibilidad política y los intelectos para que se den las concordancias, y que las discrepancias, que es evidente surgirán, se resuelvan con voluntad política todas las partes.
NOTITAS DE “BOTEPRONTO”
…..Vaya, vaya, que engaño. Ahora resulta que el “estratega” policiaco Rogelio Hernández, tuvo la “brillante” idea de utilizar las inservibles patrullas, y con elementos y colocarlas en lugares visibles como un “montaje” para que la población y los visitantes percibieran que el municipio estaba decidido a brindar una mejor vigilancia policial en estas vacaciones. Me imaginó que este “operativo de seguridad” debió asustar a los “malandros”, que han de haber huido despavoridos ante tamaña “fuerza pública”. Y el alcalde “Pitas Pelayo, ¿estaba enterado de esta parodia?, porque si así fuese, que “poca”… autoridad.
…..Y ya que estamos con el “ilustre” presidente municipal interino, sería conveniente, y recomendable, que alguno de sus asesores, -o el que contesta el celular de perdis-, le dijera que el problema de la recolección de la basura que se genera en el puerto no se va a resolver con “buena voluntad” o proyectos a largo plazo. Solo le quedan 2 meses, afortunadamente,  y  mejor que dedique ese tiempo a convencer a la mayoría de los funcionarios que él es quien manda, ni lo “pelan”.
…..Pobre “Piojo” Herrera. Hasta hace unos días, el personaje de moda y ahora, la FEPADE lo está requiriendo para que declare, ¿con todo y perico al hombro? derivado esto, de la promoción que hizo del PVEM a través de “tuits”. A declarar, ni modo, ya que de otra manera le puede esperar el “frescobote”.
…..El nuevo representante del gobierno del estado en el municipio, Sergio Ramírez no tendrá una tarea fácil para coordinar los esfuerzos de las dependencias estatales ubicadas en PV. Aquí es una lucha continua de “todos contra todos”, pero cuando ven un foráneo, unen sus esfuerzos para zarandearlo. La oriundez no da pasaporte para exigir representaciones dadas desde Guadalajara. Éxito al “compa”
…..Somos escépticos, lo reconocemos, y ustedes que tal, eh. ¿Ven capacidades organizativas y promocionales al director de turismo Oscar Pérez y al interino alcalde, el llamado “Pitas” para organizar un evento de tanta trascendencia como el “Día Mundial del Turismo” a celebrarse el 27 de sept? No, la “neta” que no. Esperamos equivocarnos.
Nos vamos, sonrían y sean felices. Acá el “escribidor”, lo intenta a pesar de la segunda derrota del mejor equipo de México, “las chivas”. Apenas empieza el torneo y ya “puras malas” como dicen en mi pueblo? No, la neta que luce desolador el futuro de ese evento.