Sospechosa justicia laboral

Por Dr. en derecho Miguel Ángel Rodríguez Herrera

 

Héctor Pizano Ramos, secretario del trabajo y previsión social en Jalisco, desaprovechó la oportunidad de demostrar que su actividad se desarrolla dentro de los márgenes de la transparencia, de frente a la gente y a los medios de comunicación.

En una ofensa a los medios de información, HÉCTOR PIZANO se reunió, a puerta cerrada, con todos los presidentes de las Juntas de Conciliación y Arbitraje en Jalisco y una vez ahí, en lo oscurito, se hicieron los pactos secretos, las componendas y el tráfico de influencias. Se le ocultó al público, al pueblo, las podredumbres que existen en la impartición de la dizque justicia laboral.

Porque hablar de putrefacción es referirse a la corrupción nefasta que corroe e infecta a los derechos de los trabajadores. Derechos que han sido pisoteados a cambio de dinero que graciosamente se da para destruir lo más sagrado que tiene el ser humano: su trabajo. No tengo temor alguno de hablar de esa manera porque el único, que de condición valiente, se manifestó, fue el diputado RAFAEL YERENA ZAMBRANO al decir que había rezago en las juntas de conciliación.

Desgraciadamente fue poco lo que dijo porque hay tela más de donde cortar.

Lo que no se dijo es que hay denuncias penales contra la presidenta de la Junta ELKE TEPPER y contra la presidente de la Junta de Vallarta.

No se dijo que hay quejas ante la COMISIÓN ESTATAL DE DERECHOS HUMANOS. No se dijo que los tribunales federales en breve ordenarán la destitución y consignación de la presidenta de la junta de Vallarta

No se dijo que HAY UNA AVERIGUACIÓN CRIMINAL ANTE LA PGR en contra de la presidente de la junta de Vallarta.

No se dijo que la presidente de la junta de Vallarta no cumple con los amparos.

No se dijo que no se ejecutan los laudos.

No se dijo que hay resoluciones ilegales totalmente sospechosas. Todo eso no se dijo porque se lastiman intereses. No se dijo porque se le quiere ocultar al pueblo de Vallarta la realidad de la justicia laboral que se vive. Una realidad donde el emperador, de ella, es el efectivo y al contado.

Señor secretario HÉCTOR PIZANO RAMOS: hágale saber a la ciudadanía vallartense la verdad de los hechos y, por favor, no haga más reuniones privadas que sólo levantan sospechas, atentan al derecho de información y a la transparencia de los actos de usted.

Quítese, de una vez por todas, a las lacras de esa noble institución de justicia laboral, porque, si no lo hace toda la responsabilidad de las pillerías caerán sobre su cabeza, simplemente, porque usted es el jefe de ellos.

Y, por último, no ofenda más a los medios de información al celebrar reuniones privadas.

 

AMIGOS

 

Un gran abrazo para nuestro gran amigo el DIRECTOR DEL CISEN. Otro para nuestro excelente amigo MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG. Vaya, al igual, otro saludo a todos los amigos de la colonia Volcanes.

ATRÉVETE A NO ODIAR.