Calinche, Danza experimental

Si hablamos de danza experimental en Jalisco, podemos decir claramente que es muy joven. Allá a mediados de los años 80, fue que los pioneros de la danza experimental dieron inicio a este movimiento en Guadalajara, Paloma Martínez junto con Lola Lince y Pablo Serna, son los pilares de lo que no hace mucho empezó a detonar. Apenas hace una década, hacer danza experimental era una práctica poco conocida. En la actualidad, Jalisco es uno de los estados con más propuestas de danza experimental.

 

La experimentación como el detonador del proceso creativo y del encuentro de una voz propia, la danza experimental fundamenta su quehacer en la búsqueda de libertad interior y espiritualidad, no exenta de un compromiso profundo y de un rigor absoluto.

 

La aplicación de la danza experimental como un término medio entre técnica y espontaneidad o movimiento, a partir de sensaciones o conceptos.

 

Se califica de experimental a una situación o movimiento, siempre que se lo entienda como el resultado de una prueba que busca variar los parámetros normales para tal elemento. Un experimento siempre supone la práctica de prueba y contraprueba, con el fin de obtener nuevas soluciones, posibilidades y elementos que puedan aplicarse a determinadas situaciones. De tal modo, experimental será todo aquello que se cree a modo de búsqueda.

 

Este sábado tendremos la oportunidad de presenciar en vivo, una muestra de danza experimental con la compañía de la Universidad de Guadalajara, con un montaje titulado “Caliche” coreografía del maestro Pablo Serna. La cita es este sábado 19 en el auditorio Juan Luis Cifuentes Lemus del Centro Universitario de la Costa en punto de las 12:30 de la tarde.

CALICHE es el montaje coreográfico con el que deleitarán al público asistente, una propuesta inspirada en arquetipos inmersos en el delirio y la locura, que acompañados por el ritmo de los sones y la música cardenche de la región de Coahuila y Durango, reviven historias mágicas que son y han sido parte de la humanidad.

 

“Cuerpos hechos de blancas costras de la tierra, cuerpos desquebrajados que danzan el canto de las piedras, mostrando sus exiguas arterias atemporales adornan su canto con cenizas.” Caliche, una coreografía del maestro Pablo Serna, interpretada por Mónica Castellanos, Conrado Morales y Eva Luz Carrillo. La trayectoria de Anzar se ha caracterizado por la participación de coreógrafos y maestros reconocidos a nivel nacional e internacional. Desde hace más de una década, la agrupación está en proceso de experimentación constante, incorporando a su quehacer escénico técnicas teatrales, con la finalidad de enriquecer su lenguaje integrando la voz, el gesto y la emoción.