Operación antiséptica en Conciliación Vallarta

Por Dr. en derecho Miguel Ángel Rodríguez Herrera

 

En los tribunales, como en los hospitales, se añaden millones de virus, bacterias, venenos, toxinas y toda una fauna de gérmenes, de cagada, protozoarios, bacilos, cucarachas, gusanos y un sinfín de porquerías que amenazan de muerte a los usuarios de esos lugares. Las autoridades tienen la obligación de proteger a la población de esas malditas amenazas envenenando a toda esa nociva fauna lo cual constituye una necesidad social prioritaria. En el caso de los tribunales como la Junta de Conciliación y Arbitraje de Puerto Vallarta, esos bichos tienen un nombre: CORRUPTONTOS y fue necesario recurrir a una asepsia a fondo utilizando el más poderoso de los desinfectantes: el despido de esos animalejos que estaban pudriendo a ese organismo de justicia social. Alimañas que se alimentaban de dinero sucio, robando, defraudando, extorsionando y un montón de cobardes acciones para llenarse el bolsillo de dinero. Los dos primeras bichos que fueron fumigadas era una vieja gorda que le decían la “Troncha” y que llevaba por mal nombre el de Sofío porque es hombre. La otra le apodaban simplemente “la Chayo”. Sin embargo, aún permanecen inmunes a todo veneno dos perversos que dicen, uno representar a los patrones y el otro a los trabajadores. Su modus operandi es litigar a trasmano sus propios asuntos, extorsionar al presidente en turno amenazándolo con correrlo sino hace lo que ellos dicen. Se pavonean de tener muchas influencias cuando en realidad son unos habladores que no valen ni los buenos días. A través de la extorsión es como logran llenarse la barriga con dinero robado sin importarles el grave daño que le ocasionan al presidente como verdadero responsable de los delitos que comete al creerles las idioteces que le cuentan estos dos infaustos personajes. En su oportunidad daré nombres y casos concretos que tipifican probados delitos cometidos por estos sicarios de la justicia social.

 

ELIAZAR GUTIÉRREZ MERCADO

 

Fue prodigiosa la intervención del secretario del Trabajo HÉCTOR PIZANO RAMOS quien ante la putrefacción de la Junta de Conciliación Vallarta de inmediato envió como presidente de esta Junta a ELIAZAR GUTIÉRREZ MERCADO, cuyas únicas cualidades es ser de sobremanera honrado, inmaculadamente entendido en el Derecho Laboral, trabajador extremo y que no se deja timar por esos que se dicen representantes y más le vale porque si les hace caso firmará su sentencia de despido en tanto que aquéllos se quedarán riendo como siempre lo han hecho y con las bolsas llenas de fortuna porque les importa madre ELIAZAR. Incluso a sus espaldas pronuncias ofensas en su contra que no se pueden decir aquí por respeto a los lectores. No podemos dejar de lado a otro funcionario estrella que también fue enviado por PIZANO para extirpar el cáncer social; nos referimos a la incansable, bonita y honesta LIC. MARCELA CORTÉS ROMO quien fungió como Secretario de la Junta y que ahora se deplora que la hayan reubicado fuera de Vallarta. No se diga del siempre diligente, ceremonioso y diplomático LIC. OSVALDO quien funge como actuario de la Junta vaya para él un ¡HURRA!

El tema de la Junta de Conciliación Vallarta da para más y lo diremos todo lo que pasa dentro de ella, lo bueno y lo malo, porque lo hacemos SIN ODIO y sólo la verdad. Los inocentes tienen nuestros respetos, pero los culpables nuestra obligación de denunciar sus delitos.

 

AMIGOS

 

Un gran saludo para nuestro amigo HÉCTOR PIZANO, para MARCO ROBERTO JUÁREZ del FBI y a mi gran cuate MIGUEL ANGEL OSORIO CHONG.

CUANDO ODIAS TE AUTODESPRECIAS.