Consejos de una abuelita modernaGente PV

El perdón

Estamos viviendo en una era donde la pérdida de valores es común en todo el mundo, pero eso ha traído consigo un gran vacío dentro de la mayoría de los jóvenes, sin importar raza credo o nacionalidad.

 

Es una era del vacío en el razonamiento; en las relaciones humanas; en las parejas, y por desgracia en gran número de familias.

 

El egoísmo está ganando terreno a pasos agigantados y es realmente preocupante, ya que los padres olvidándose de sus obligaciones y de ese gran amor que les deben profesar a sus hijos; mejor se ponen a pensar que como sólo van a vivir una sola vez, si esperan que sus hijos crezcan y lleguen a alcanzar su mayoría de edad, sus oportunidades de conseguir un mejor partido… ¡Se vuelven nulas!… Por eso, prefieren adelantarse al tiempo y traer a vivir a ese nuevo prospecto a su propia casa…

 

Trayendo la desgracia tanto para el responsable, como a esas inocentes criaturas, y después de esa gran equivocación, osan levantar la vista al cielo para ¡reclamar a su Creador!, preguntando con un dejo de angustia: ¿Por qué a mí?… Señor… ¿Por qué a mí?…

 

Mientras no hagamos un alto en nuestras vidas, y nos pongamos a analizar el verdadero “porqué de las acontecimientos desastrosos”, es más cómodo meterse en el papel de víctima y gritar a los cuatro vientos:

 

¿Qué habré  hecho para que mi compañero (a), me volviera engañar con otro(a) y sea causante de mi enfermedad venérea?, o ¿Por qué mis hijos ya no me quieren, ni respetan?…

 

¿Por qué no puede encontrar ese verdadero amor?…

 

No entiendo… ¿Por qué mis hijos están metidos en las drogas, son alcohólicos y prefieren vivir en la calle, alejados de mi presencia?…

 

Ahora me pregunto: ¿Por qué, si ellos cuando llegaron a éste enigmático Planeta eran seres completamente inocentes y puros, libre de toda malicia mundana, me atrevo a echarles la culpa?

 

¿Por qué si ése divino ángel terrenal, nos fue entregado bajo nuestra custodia para que cumpliéramos como padres esa importante misión y le educaran con su ejemplo positivo?…

 

¿Cómo te atreves a regañarlos por tomar o  fumar, si tú no puedes dejar la bebida o el cigarro?…

 

¿Cómo te atreves a aconsejarle sobre la fidelidad, si tienes un amor en cada puerto?…

 

¿No crees que si no rectificamos nuestra vida, tenemos el peligro de autodestruirnos y llevarnos a los que osamos decir que son nuestros seres queridos?…

 

¡Es tiempo de perdonar y perdonarnos a nosotros mismos, porque si no lo hacemos “ya”, corremos el peligro de extinguir esos maravillosos lazos del amor tan necesarios para poder vivir en un ambiente de paz, armonía, dicha y completa felicidad!

 

En lugar de perder tanto tiempo juzgando a nuestros semejantes… ¿Por qué no lo invertimos mejor, en el ser más importante de nuestra vida, que somos nosotros mismos?…

 

Si no estamos bien con nosotros… ¡Jamás lo podremos estar con los que nos rodean!… Iniciemos dedicándonos más tiempo para analizar detenidamente, quiénes somos en realidad, qué somos, porqué somos y lo más importante… ¡Para qué somos!…

 

Todos somos seres únicos e irrepetibles, de gran valor y traemos una maravillosa misión para cumplir durante nuestra estancia en ésta vida…

 

Pero si por comodidad, preferimos sólo el vivir por vivir, para darle gusto al caprichoso cuerpo… Que entre más tiene, más quiere, y nunca está satisfecho, por consecuencia… ¡Jamás será feliz !… No tiene caso el haber ocupado un lugar, ni en el espacio, ni el tiempo… Sin embargo, si tratamos de conocer y cumplir con nuestra misión para lo que fuimos creados…

 

¡Valdrá la pena el haber nacido para poder aplicar ese perdón a tiempo!

 

Perdón es olvido…  ¿A caso es olvidar?… Perdón es olvido… ¿Acaso puedo olvidar ese pasado absurdo que me hace sufrir constantemente y no me deja vivir en plenitud mi maravilloso presente en compañía de mis seres queridos?…

 

Perdón es olvido… ¿Acaso me gusta flagelarme tratando de vivir con la esperanza de ese futuro incierto que tal vez nunca viviré?… Perdón es olvido… ¿Acaso la vida no vale la pena como para poder vivirla con amor, aplicando el perdón en cada error cometido con nosotros mismos y en nuestros semejantes?…

 

Trata de practicarlo siempre para que aprendas a ser dichoso y feliz , dejando el mejor mensaje del mundo doquiera que te presentes.

 

Cariñosamente Ana I.

 

01.Estamos viviendo en una era donde la pérdida de valores es común en todo el mundo, pero eso ha traído consigo un gran vacío dentro de la mayoría de los jóvenes, sin importar raza credo o nacionalidad

01. Estamos viviendo en una era donde la pérdida de valores es común en todo el mundo, pero eso ha traído consigo un gran vacío dentro de la mayoría de los jóvenes, sin importar raza credo o nacionalidad