Gente PVRed Interna

Feliz 75 aniversario UFCM

Red Interna

Humberto Famanía Ortega

 

El pasado martes 17 de marzo, estuvimos presentes en la celebración del 75 aniversario de la fundación de la Unión Femenina Católica Mexicana en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Puerto Vallarta Jalisco. El celebrante fue el párroco Don Roberto Cordero, acompañado de cinco sacerdotes. Fue una buena ocasión para reflexionar sobre la mujer para que puedan cumplir su misión de dar vida; y que también los hijos lleguen a una familia unida en la que puedan crecer siempre llenos de un cariño motivado por la fortaleza del amor, con sabiduría y en la gracia de Dios.

 

Comprometámonos con los valores

Por eso es importante que todos tomemos conciencia más clara sobre la común pertenencia de la familia, que ésta convivencia se comprometa más en los valores, de la cual  depende la instauración de una paz verdadera y duradera.

 

Cada vez escuchamos más de conflictos serios entre algunas naciones del continente y del mundo entero. Ahora los estamos viviendo en este bello país, en el que nos desarrollamos; corrupción, violencia, impunidad, democracia aún no consolidada, violación a los derechos humanos, marginación y pobreza en aumento. Todo esto naturalmente deja ver un clima de inconformidad entre la población, provocando diferencias, enfrentamientos verbales y acusaciones entre los sectores del gobierno.

 

La lucha para derrotar a estos flagelos es solamente construyendo dentro de nuestro entorno familiar, en nuestros ambientes y comunidades, siempre basándonos en los valores morales como son justicia, democracia, respeto y solidaridad.

 

Mujeres sublimes

Nuestras mujeres representan lo más sublime, y por lo tanto en ellas está el detonante más maravilloso para buscar la unidad en nuestras familias, sabiendo de antemano que son un ser para la vida. Ellas tienen un espacio en lo interior para acoger y adentrar la vida y la novedad; están capacitadas para influir en una forma directa y en la intimidad en el desarrollo de esa vida, y de esa novedad para hacerla crecer, darla a la luz y ofrecerla al hombre y al mundo. Por eso son benditas madres cuando su maternidad la viven con valentía, entrega y todo su amor, esos seres que fueron concebidos por ellas, resultan seres humanos conscientes de vivir a plenitud una vida llena de fraternidad y convivencia, basada en el bien común,  por lo tanto resultan ser buenos ciudadanos.

 

Un mensaje muy especial

Escuché con atención el mensaje de la Coordinadora Diocesana de dicha organización en esta bella región, la Sra. Socorro Guadalupe Famanía Ortega ante sus compañeras pertenecientes a 10 grupos y todas muy atentas y felices, decía:

 

“Hermanas y hermanos, el señor nos ha convocado a todos miembros de su Iglesia para celebrar el Aniversario 75 de La UFCM de haber sido fundada en este pujante y bello municipio de Puerto Vallarta Jalisco. No olvidemos que fue fundada por el Papa Pio Xl en su Encíclica Ubi Arcano Dei y posteriormente pide a los obispos mexicanos que la establezcan en nuestro país a través  de la Carta Apostólica Paterna Sane Sollicitudo. Ahora podemos afirmar de contar con el respaldo de Obispos y Párrocos ya que contamos con la solidez que tiene nuestra organización, el cual se ha ganado por su fidelidad a sus principios.”

 

Terminaba diciendo: “En esta eucaristía de manera especial recordamos al Señor Cura Don Rafael Parra Castillo qepd. sacerdote que llevaba muy dentro la Acción Católica y fue su principal impulsor para ejecutar muchas obras en beneficio de nuestra gran comunidad, también agradecemos a todos los que de alguna manera han y siguen contribuyendo para ejercer nuestro apostolado. A usted Padre Roberto Cordero y al Monseñor Luis Pérez, de manera muy especial les doy las gracias por su apoyo en la realización  de esta fiesta que nos llena de orgullo y satisfacción. A ustedes sacerdotes de las distintas comunidades que nos acompañan, Muchas Gracias.”

 

El cuidado de la familia y el hogar

Sensibilizar a la sociedad sobre el valor del tiempo socialmente necesario para el cuidado de la familia y el hogar, y sobre la necesidad de que estas tareas se distribuyan equitativamente entre todos los integrantes del hogar, será indudablemente el mejor regalo para estas ejemplares mujeres de la UFCM reunidas en torno a esta celebración. La mayoría de ellas son madres, nuestro Dios imprimió en ellas en su naturaleza la posibilidad de acoger la vida, protegerla y colaborar para que los hijos descubramos el maravilloso regalo que nuestro Creador les dio para vivir plenamente su creación a imagen y semejanza.

 

Expresemos con palabras y acciones nuestro agradecimiento a esta comunidad católica de mujeres que tenemos con nosotros, y ayudemos, comprendamos y felicitémoslas para que se sientan acompañadas, brindándoles comprensión, consejo y ayuda para que puedan cumplir con su responsabilidad. Sabiendo de antemano que las condiciones sociales  y económicas actuales están afectando severamente a las familias. Quienes tienen una familia unida hay que conservarla con el esfuerzo de todos; invitando a reflexionar con los hijos, lo maravilloso que es tenerla y no dejar de agradecerlo a Dios.

 

Amor por nuestra tierra

En nuestro amado México existen innumerables cosas que podemos y debemos querer, pues si tenemos males, poseemos bondades que ayudarán a la superación de la Nación, así como el bienestar físico y mental de sus habitantes. Basta con conocer nuestro hermoso territorio de esta a oeste, de norte a sur; la República Mexicana presume una rica geografía cincelada, como obra de orfebrería, por la mano de Dios. Ahora lo que debemos hacer fortalecer primero a nuestras familias para que de aquí nazcan las nuevas generaciones que nos gobiernen de una manera eficiente y honesta.

 

Que nuestros líderes empresariales y sociales se unan para evitar confrontaciones estériles y juntos marchen a una prosperidad duradera. Solamente con productividad tendremos familias con fortaleza y por ende una sociedad más participativa en nuestro desarrollo

 

Aprovecho estas líneas para rendir un  sincero homenaje a una gran mujer, Doña María Luisa Ortega de Famanía qepd, orgullosamente mi madre, que fue presidenta de UFCM por muchos lustros, dejando un testimonio de amor, con su trabajo fructífero. Su presencia espiritual está presente en todo momento, la siento en lo más profundo de mi ser; ella trabajo arduamente proporcionándoles a sus compañeras lo necesario para mejorar su realidad, dándoles mayor sentido a su vida y orientándolas a la plena felicidad.

 

“Las mujeres son la esperanza, son el criterio del cambio.”

Padre Solalinde

 

Muy orgullosas se mostraron las integrantes de la Unión Femenina Católica Mexicana en su 75 aniversario

Muy orgullosas se mostraron las integrantes de la Unión Femenina Católica Mexicana en su 75 aniversario

La Coordinadora Diocesana de la UFCM, la Sra. Socorro Guadalupe Famanía Ortega, ofreció un emotivo discurso a sus compañeras

La Coordinadora Diocesana de la UFCM, la Sra. Socorro Guadalupe Famanía Ortega, ofreció un emotivo discurso a sus compañeras

Con total fe y devoción la integrantes de la UFCM dieron gracias por sus 75 años de existencia

Con total fe y devoción la integrantes de la UFCM dieron gracias por sus 75 años de existencia

El padre Roberto Cordero ofició una misa memorable

El padre Roberto Cordero ofició una misa memorable