El GritoGente PV

La doble realidad que vivimos

Daniel Jiménez Carranza

La semana que nos ocupa, llena de declaraciones que rayan en lo burlesco, donde a toda la problemática nacional se le da un seguimiento, plagado de retórica, aplazamientos, investigaciones, cuyo resultado será siempre el mismo:  nada; se ha levantado un telón de fondo para aparcar los reclamos populares mediante el discurso de lo que se hará, y por otro lado, maliciosamente, se da apertura a entidades internacionales, para “apoyar” a desenredar la “mentira histórica” engendrada por el gobierno, tendiendo una trampa a los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), para desacreditarles por el mal uso de los fondos recibidos, con lo que pretenden quitarse de encima cualquier amenaza de una posible consecuencia de juicio internacional en contra del ejecutivo, como promotor de crimen de estado, así como para desarmar y cansar a los padres de los 43 desaparecidos en su periplo por esclarecerlo.

 

Los abusos del poder continúan sumándose ininterrumpidamente, en todos los niveles, desde los titulares de los gobiernos estatales, hasta el presidencial, en donde las masacres donde aparecen involucrados, simplemente se diseminan mediante la palabrería, reprobaciones, de las imputaciones en su contra, con todo tipo de promesas para esclarecer los delitos, así como  tomando medidas que nunca darán un resultado.

 

La crisis que nos envuelve, ha llegado a un punto tal que se ha formado una doble realidad que se nos trata de imponer, aquélla concebida por la élite política, en donde todo marcha sobre ruedas, el país encuentra su camino, México avanza, en donde se debe dotar al titular del ejecutivo de facultades para determinar los estados de excepción y disponer de las fuerzas armadas para que arremetan contra cualquier grupo de ciudadanos, cuando la paz y la estabilidad del Estado, se vea amenazada; las fuerzas del orden ya no se ocupan de la defensa del país que se genera desde el exterior, sino dentro de su población.

 

La otra realidad, que vive el pueblo mexicano, en donde la protesta es criminalizada, en donde el derecho a una vida digna, con acceso a la educación, el trabajo, la salud y la vivienda, no se vean interferidas ni condicionadas por los  detentores del poder, que pretenden perpetuarse en él, por medio de dádivas, televisores, y la impunidad de sus acciones sin ser castigados.

 

Daniel Jiménez Carranza

 

Maliciosamente, se da apertura a entidades internacionales, para "apoyar" a desenredar la "mentira histórica" engendrada por el gobierno, tendiendo una trampa a los integrantes del GIEI

Maliciosamente, se da apertura a entidades internacionales, para “apoyar” a desenredar la “mentira histórica” engendrada por el gobierno, tendiendo una trampa a los integrantes del GIEI