El GritoGente PV

Alto a la impunidad y al abuso

Por Daniel Jiménez Carranza

 

Ahora toca al mundo ser protagonista de los escándalos de corrupción, lo que  para nosotros es el pan de todos los días, en otras latitudes también se dan, aunque si establecemos parámetros comparativos, podremos observar que en otras partes sí existe un espacio ético ante este tipo de revelaciones, con sus consecuencias obvias que representan necesariamente el grado de desarrollo social y político de las sociedades en cada país, como el caso del Primer Ministro de Islandia, quien ha presentado su renuncia su cargo, por haber sido relacionado con el escándalo de “Los papeles de Panamá”.

 

Me refiero a este hecho, porque nuestro país no ha sido ajeno al escándalo, que como es natural, con la gran tradición que nos caracteriza en este renglón, también aparecen “personajes”, todos ellos identificados dentro del grupo de transgresores de la ley, en el que entran “los chapos”, políticos, empresarios…   da igual, todos ellos reciben el mismo tratamiento de nuestras autoridades: el cobijo, el proteccionismo, las facilidades, y los exoneran abiertamente, como lo ha hecho el titular del SAT, quien ha declarado que no es ilícito tener inversiones en otros países (paraísos fiscales), donde los impuestos son menores, y para tal efecto se ha apresurado a tender puentes para el retorno de capitales.

 

Así es, nuestro país continúa el sendero de la impunidad, amiguismo y favoritismo en pro del avance desmesurado de la política como señuelo ilusorio para desdibujar las fechorías de la clase privilegiada. Efectivamente como es señalado por el titular de la SAT, este tipo de “inversiones” en otros países convenientes por sus bajos impuestos, son alternativas de refugio, pero lo que no mencionó, es que estas alternativas lo son para el capital producto de evasiones fiscales, dinero negro de los grupos criminales y resultado también de comisiones no manifestadas.

 

Este tipo de apología empleada por los responsables de las finanzas en nuestro país, se contrapone con el de la distribución equitativa de la riqueza, que sin duda, es el discurso que debe prevalecer en un medio donde más de la mitad de la población vive en la pobreza, y en donde a pesar de las estadísticas pretenciosas del ejecutivo, año con año se engrosa este grupo.

 

El país, requiere de un cambio radical que nos oriente hacia horizontes de mayor contenido social y ético, en donde los políticos se desprendan del discurso falaz y de engaño hacia la población para justificar y disfrazar las fechorías del grupo en el poder, llámense empresarios, políticos o delincuentes, quienes se ocupan de mantener a la población en vilo, mediante el gobierno del terror, la ignorancia y la pobreza, en donde el abuso es premiado y remunerado con creces, en donde se beneficia y favorece al que explota, al que invade, al que viola, al que asesina.

 

Ejemplos al respecto sobran; sin ir tan lejos, en la zona de Bahía de Banderas, en donde han abierto el nuevo camino hacia Punta Mita, la carretera antigua, ha sido convertida en un enclave de uso privado de acceso exclusivo para todos los habitantes de desarrollos situados a la orilla de la playa, instalando topes a diestra y siniestra, para desalentar el uso de la misma a los no residentes, a aquellos que sólo quieren hacer uso de las playas, mismas que el propio Estado y municipio, en su afán de atraer el turismo, han propiciado como espacio de uso exclusivo de los inversionistas extranjeros o nacionales con alto poder adquisitivo; lo mismo sucede en la zona de Punta Negra, en Punta de Mita, en donde el acceso público a la playa, ha sido bloqueado por grandes rocas situadas en el camino para evitar que los automóviles puedan estacionarse en este punto, situación que ha sido aprovechada por algún propietario de terreno para dar albergue como estacionamiento a los visitantes que quieren acceder a la playa, sin que las tarifas que cobran estén reguladas por ninguna autoridad, y con la complacencia y cooperación de las autoridades municipales de Bahía de Banderas.

 

Es tiempo de levantar la voz para detener la expoliación de la riqueza de la nación con la complicidad de las autoridades.

 

La carretera antigua a Punta Mita, ha sido convertida en un enclave de uso privado de acceso exclusivo para todos los habitantes de desarrollos situados a la orilla de la playa

La carretera antigua a Punta Mita, ha sido convertida en un enclave de uso privado de acceso exclusivo para todos los habitantes de desarrollos situados a la orilla de la playa