Vallarta hoy:

Fin de la partidocracia

Daniel Jiménez Carranza

Después del estreno del flamante avión presidencial hacia Europa, el jefe del ejecutivo, finalmente accedió a asistir al UNGASS, después de que su viaje por el norte europeo no fue necesariamente de placer, pues tuvo que confrontar los reclamos de los ciudadanos y jefes de estado en esas latitudes por las violaciones a los derechos humanos, y los crímenes de estado.

 

Así es como se dilapidan los recursos del país, en acciones carentes de fondo, en acciones frívolas que pretenden justificar sus paseos con la captación de capitales a nuestro país, sin haber subsanado los problemas internos de fondo.

 

Ante dichos reclamos, el Presidente se concretó a resaltar la política de respeto a los derechos humanos que prevalece en nuestro país, misma que fue rebatida por los videos difundidos en las redes sociales sobre los actos de tortura llevados a cabo por personal del Ejército y la Policía Federal, en contra de una mujer, lo cual obligó al titular de la Defensa Nacional y a los responsables federales de la seguridad, a pedir disculpas públicamente en nombre del gobierno.

 

¿Existe o no abuso de poder?, ¿existe o no impunidad? Los responsables de Amnistía Internacional y de la CNDH, elevaron su protesta al considerar que la simple disculpa por parte del gobierno no era suficiente, siendo significativo que en ningún caso se hayan señalado y presentado a los culpables de este tipo de actos, que constituyen parte del modus operandi de las fuerzas tanto policíacas como militares, y que dicho video constituye el auténtico cotidiano del modus operandi de nuestras fuerzas de seguridad y un delito perfectamente calificado.

 

A pesar que en foros internacionales se pretenda disfrazar nuestra realidad, ésta desgarra el telón de la farsa de las palabras sin argumentos de fondo, y lo cotidiano de lo que sucede en nuestro país emerge y difícilmente se podrá camuflar en tanto no se lleven a cabo las acciones que tiendan a restablecer el equilibrio de la vida cotidiana en nuestra sociedad, donde la impunidad el abuso y el enriquecimiento ilícito afecten a la mayor parte de la población.

 

El caso Ayotzinapa no ha logrado esclarecerse a pesar de la participación de organismos internacionales, pues ha existido una orquestación de descrédito a estos grupos, y de bloqueo a sus investigaciones por parte de todas las instancias tanto locales, estatales y federales, incluyendo los medios de comunicación “oficiales” que pretenden mantener en secreto el reprobado crimen de estado, cuya loza cargará sobre sus espaldas el partido en el poder para los próximos comicios electorales, desacreditando aún más el ya de por sí desacreditado grupo de partidos políticos que ya no representan los intereses populares y menos aún una alternativa de gobierno que pueda cambiar el derrotero de corrupción generalizado.

 

El Presidente se concretó a resaltar la política de respeto a los derechos humanos que prevalece en nuestro país, misma que fue rebatida por los videos difundidos en las redes sociales sobre los actos de tortura llevados a cabo por personal del Ejército y la Policía Federal

El Presidente se concretó a resaltar la política de respeto a los derechos humanos que prevalece en nuestro país, misma que fue rebatida por los videos difundidos en las redes sociales sobre los actos de tortura llevados a cabo por personal del Ejército y la Policía Federal

Search