Empresa FamiliaGente PV

Energía y orden: La base del triunfo empresarial

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien”

Pitágoras 

 

¿Alguna vez has dedicado todos tus esfuerzos para la realización de un proyecto y el resultado obtenido simplemente no es el esperado? Esto es porque generalmente no basta actuar con intensidad para alcanzar un objetivo empresarial, hay que actuar con inteligencia, estrategia y de manera estructurada, es decir, con orden.

 

Cuando te esfuerzas aferradamente para lograr un propósito sin un trabajo previo de reflexión y planeación, estarás despilfarrando tu tiempo y energía, además de las remotas posibilidades de cumplir con lo que deseas. Sin embargo, si actuas con inteligencia, dando tus pasos de forma estructurada y dirigida, será más probable que cumplas tu cometido en la empresa familiar.

 

Te voy a ilustrar lo anterior con un sencillo ejemplo: imagina que tienes una fecha límite para lograr un cometido de la empresa familiar, ¿lo harías corriendo? Quizás puedas si tienes el dinero, tecnología y mano de obra adecuada, pero si no es así no llegarás a la meta. ¿No hubiera sido mejor lograr ese proyecto bajo términos realistas, analizando lo que se tiene y lo que falta antes de hacerlo de manera apresurada que puede no dar el resultado deseado?

 

La energía aplicada en el pensamiento antes de las acciones, hará que la empresa familiar se consolide y sea fructífera.  “El hombre es energía dirigida por inteligencia y aplicando un orden los resultados serán extraordinarios”.

 

La energía aplicada ha creado industrias, formado grandes negocios, dado poder al hombre, pero solamente cuando ha sido dominada y dirigida, porque la energía sin dirección es peor que la inercia; es desperdicio que puede resultar catastrófico en los negocios. La colosal locomotora nunca llegaría a su destino sin una mano que la guiara; el martillo mecánico sólo conseguiría aplastarse a sí mismo sin la palanca que lo dominara, y el alambre de cobre se fundiría en vez de servir de conductor, si se hallara sobrecargado de electricidad.

 

Esto debe enseñarnos que controlar nuestra energía en el sentido práctico y guiándola con el orden, nos llevará a obtener mejores resultados cuantitativos en el manejo empresarial. En el orden hay confort y una economía sana. El saber a dónde vamos y lo que queremos, es orden; mantener nuestra palabra y ser puntuales, es orden también. Es orden igualmente tener cada cosa en su lugar y poder disponer de todas nuestras fuerzas en cualquier momento dado; disciplinar nuestros hábitos, nuestros esfuerzos, nuestros deseos; organizar, en fin, nuestra vida; aprovechar nuestro tiempo; hacer respetar nuestros derechos y cumplir nuestros deberes, y emplear nuestra inteligencia, nuestro capital y nuestras riquezas, con provecho a los objetivos establecidos en la empresa; orden es fuerza y presencia ante el cliente.

 

No hay fuerza más dinámica que la voluntad humana, y si ésta se aplica de manera sistemática, los resultados se verán gratamente potencializados en la empresa familiar, pues se le dará al cliente la impresión positiva de seriedad en el trabajo y compromiso.

 

“Con constancia y tenacidad se obtiene lo que se desea; la palabra imposible no tiene significado”

Napoleón Bonaparte

La energía aplicada en el pensamiento antes de las acciones, hará que la empresa familiar se consolide y sea fructífera.  “El hombre es energía dirigida por inteligencia y aplicando un orden los resultados serán extraordinarios”

La energía aplicada en el pensamiento antes de las acciones, hará que la empresa familiar se consolide y sea fructífera. “El hombre es energía dirigida por inteligencia y aplicando un orden los resultados serán extraordinarios”