Gente PVPsicosíntesis

Estudiar a los líderes

Desde el origen de la psicología y luego con la aparición del  psicoanálisis, se han venido realizando estudios que nos han ayudado a comprender cuáles son los  aspectos que favorecen que una persona logre ser exitosa, lo que caracteriza al sujeto que vive feliz, las características de lo que es un líder y otros temas relacionados, sin embargo, mucho del estudio del siglo XX respecto a estas áreas del conocimiento han tenido un enfoque utilitario y hasta mercantil.

 

Se ha creado la idea de que hay un modelo de individuo, dichos modelos que no necesariamente se ajustan al promedio de la población, pero que pueden en el mejor de los casos inspirar a algunos o a dejar en la frustración a otros.

 

El auge de las investigaciones sobre el perfil del líder, se basó principalmente en las experiencias de personas que habían logrado  tener cierto éxito en las áreas donde se desempeñaban, principalmente en función de los que destacaban en la industria y el comercio. La razón principal era por la necesidad de encontrar las fórmulas que permitieran mejores resultados en términos de productividad, mejorar los procesos de selección de personal, para integrar a las empresas a las personas más calificadas para obtener los mayores ingresos y posicionar a las empresas en los más altos rangos del mercado.

 

Fue entonces cuando surgieron diversos libros que se vendieron a granel sobre las cualidades del vendedor más grande del mundo, de cómo convertirse en un líder,  acerca del descubrimiento de las llaves del éxito o  cómo hacerse millonario, entre otros temas similares.

 

Sin embargo, todos estos trabajos que además dejaron grandes utilidades a quienes eran los autores, hablaron poco o nada de los líderes sociales, los luchadores ordinarios en la vida política,  principalmente porque el tema de la productividad no era el punto de referencia, ni los niveles de ingresos económicos, entonces las categorías de análisis se multiplicaban y se complejizaban, cuando un estudio de esta naturaleza se llegó a plantear, ya que rompían de tajo con idealizaciones del superhombre, del prototipo humano, pues ya el éxito que se identificaba estaba enmarcado en la lucha de clases, y ya los ideales se dividían dramáticamente entre quienes pretendían mantener la estructura socioeconómica prevaleciente y aquellos que veían en cada logro de justicia social un éxito alcanzado, como la igualdad de razas, la inclusión social, las oportunidades de equidad y género, o la distribución de la riqueza. Ya lo exitoso para un grupo social  no era lo mismo que para otro.

 

Una cualidad de los estudios de los luchadores sociales, ha sido fundamentalmente en un marco donde la idea del individuo sobre el grupo no predomina, ya que el líder si bien puede ser un hombre o una mujer de carne y hueso, las metas y los pliegos petitorios se convierten en los verdaderos líderes del movimiento, pues prevalece la noción de grupo por sobre el individuo, al menos en los auténticos movimientos  de reivindicación social. Es  la sociología y la psicología política o social la que ha adentrado sus exploraciones científicas sobre esta otra dimensión del líder o del liderazgo mejor dicho, que como es de esperarse no son tan comerciales.

 

Demetrio Hernández Llamas

Psicólogo

Comentarios: demetriohll@gmail.com

 

El auge de las investigaciones sobre el perfil del líder, se basó principalmente en las experiencias de personas que habían logrado  tener cierto éxito en las áreas donde se desempeñaban

El auge de las investigaciones sobre el perfil del líder, se basó principalmente en las experiencias de personas que habían logrado tener cierto éxito en las áreas donde se desempeñaban