Consejos de una abuelita modernaGente PV

El Día del Padre

Estoy escribiendo éste artículo sólo para recordar que el Día del Padre, se debe festejar con muchísimo amor, desde el instante en que se le ha dado la vida a ése maravilloso ángel terrenal, hasta el último suspiro que se da… ¡Cuando se tiene que abandonar éste enigmático Planeta Tierra!

 

Padre real, es un ser digno de toda admiración, respeto y de ser festejado siempre, ¡a toda hora y en cualquier lugar!

 

No es Padre el que engendra en un momento de lujuria, para  que  en  cuanto  pasa  su calentamiento  global, y se entera de la llegada de su vástago, es capaz de decir a su “compañera de juegos”, es tu problema, ¡no mío…!

 

El verdadero Padre es el que procrea lleno de amor, responsabilidad,  gran cariño,  deseo,  ilusión y  orgullo, deseando ver en sus hijos, ¡esa divina  continuación de su ser!

 

En éstos tiempos de tanto egoísmo, donde algunos niños y jóvenes con tanta información innecesaria sobre placer, libertad  de  sexo,  derecho  a  la  felicidad  en su  cuerpo obtenida hasta con factores externos (cremas, pornografía, pastillas, condones, soluciones, drogas, etcétera), se  les  ha  hablado poco sobre las consecuencias de la falta de higiene, las reacciones y problemas futuros que les pueden acarrear el tomar anticonceptivos, pastillas para el día después, o lo antes mencionado… ¡SIN SUPERVISIÓN MÉDICA!

 

Día a día van en aumento los abortos y enfermedades venéreas en niños y jóvenes; así como aquellas niñas que por un error voluntario o involuntario, quedan embarazadas… ¡Destrozando ese futuro prometedor de ambos, y el orgullo de ser padres!

 

Algunos simplemente para evitarse problemas, se deshacen  de sus ángeles terrenales… ¡Dándolos en adopción o venta; varios bebés son utilizados como “donadores de órganos”!…

 

Y el Padre que aparenta quedar, sin ningún cargo de conciencia…  ¡Olvida que también él es responsable del destino de su hijo!

 

Felicidades a todos esos padres que con su enseñanza y forma digna de vida, muchos de sus niños y jóvenes, en lugar de destrozar sus vidas con tanto libertinaje… ¡Han logrado con su constancia y dedicación en sus vidas deportivas o por medio de sus conocimientos, poner el nombre de nuestro maravilloso país, México, muy en alto, tanto a nivel nacional, como internacional! ¡Gracias Papá!

 

Pero doblemente mi admiración y respeto, a todos aquellos Padres Adoptivos, ejemplares, cariñosos, responsables, honestos, justos, trabajadores y cabales, que con su gran amor y generosidad, ¡Han contribuido maravillosamente a que muchos ángeles terrenales abandonados o huérfanos, se hayan convertido en mexicanos ejemplares!

 

¡Gracias abuelitos por ser los Padres de mis Padres!

 

Por eso les suplico, antes del “Calentamiento Global”… ¡Piensen en las consecuencias!, y… ¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

 

Cariñosamente Ana I.

 

 

El verdadero Padre es el que procrea lleno de amor, responsabilidad,  gran cariño,  deseo,  ilusión y  orgullo, deseando ver en sus hijos, ¡esa divina  continuación de su ser!

El verdadero Padre es el que procrea lleno de amor, responsabilidad, gran cariño, deseo, ilusión y orgullo, deseando ver en sus hijos, ¡esa divina continuación de su ser!