Gente PVNutrición Sana

Retención de líquidos

La acumulación de líquido en los tejidos, es formalmente conocida como hidropesía o edema. Pero antes de comenzar con el tema te saludo querido lector, es un placer desearte feliz día, esperando que todo te favorezca en tus actividades del día.

 

En este tiempo en el que estamos sintiendo temperaturas muy elevadas de calor, es importante poner atención a tu cuerpo. En la práctica diaria y durante la exploración física, me doy cuenta que muchos de los pacientes sin haberlo antes detectado, presentan retención de líquidos, sobre todo las damas, es por eso que hoy les doy algunas recomendaciones sobre el tema, así pondrás más atención a tu organismo.

 

Las partes del cuerpo afectadas pueden ser diversas, como el abdomen, los brazos y el rostro. Es un trastorno metabólico que por lo regular es producto de otra enfermedad. Suele aparecer cuando el sistema digestivo y las funciones de los riñones fallan. Si la proporción de líquido en el organismo es abundante, derivan problemas cardiacos y pulmonares.

 

Los fluidos de los órganos son drenados a la sangre por el sistema linfático. La retención de líquidos ocurre cuando no se logra una eliminación adecuada y los líquidos se fijan al tejido celular, fuera del sistema circulatorio. Aunque puede aparecer como resultado de otras enfermedades, también puede tener otros orígenes como la herencia genética, falta de fibra, estrés, factores ambientales y estilo de vida sedentario.

 

Ascitis y edema

Cuando se retiene líquido en el vientre se llama hidropesía o ascitis. El aumento en el volumen del abdomen se puede confundir con ganancia de grasa o aumento de peso. En este caso, la acumulación de líquidos puede ser motivada por alteraciones cardiacas, hepáticas, tumores intestinales o tumores en el aparato reproductor femenino.

 

La hinchazón de pies y piernas por causa del hacinamiento de líquido es conocida como edema. Es común que no exista dolor ni se experimenten cambios en el color de la piel. Se desarrolla principalmente por problemas circulatorios, deficiencia de vitaminas, enfermedades del hígado y el corazón.

 

Las mujeres son particularmente propensas a retener líquidos, debido a los cambios en el nivel de progesterona y estrógenos que experimentan en la adolescencia, la menstruación o el embarazo.

Ojo: lo primero que hay que hacer es consultar al médico, especialmente si observas un aumento de peso repentino e importante, o si, al ejercer presión sobre la piel, queda una marca durante demasiado tiempo. Importante no te automediques ni diagnostiques según tu parecer. Evita los diuréticos. Si los tomas, ha de ser bajo prescripción facultativa. (Medica).

 

CONSEJOS DE NUTRICIÓN

 

Agua: que no nos falte

El agua es el mejor diurético, así que a mayor cantidad de agua bebida, mayor eliminación de agua retenida. La cantidad mínima recomendada son unos seis vasos de agua diarios (mas lo ingerido en la taza del té, café, caldo y vegetales) sin esperar a tener sed para beber; la sed es la señal de que ya ha comenzado la deshidratación en el cuerpo; no es necesario que sea agua mineral: es más cara, menos ecológica y no necesariamente mejor.

 

Ojo con los zumos-jugos. Aunque sean caseros, los zumos contienen, según la Organización Mundial de la Salud, azúcares que nuestro cuerpo absorbe muy rápidamente y transforma en grasa para evitar esa subida de azúcar en nuestra sangre, lo cual no conviene nada si se padece retención de líquidos.

 

La “pizca” de sal

Disminuye la cantidad de sal (cloruro de sodio) que ingieres. Las necesidades mínimas de sodio de un adulto son de medio gramo al día. Una cucharadita de sal (5 gramos) contiene 2 gramos de sodio. No lleves el salero a la mesa. Usa, en su lugar, una amplia variedad de especias (las especias, además, contienen grandes cantidades de antioxidantes).

 

La mayor parte de los alimentos en su estado natural, como las frutas frescas y los vegetales, contienen solo una pequeña cantidad de sodio. Sin embargo, los alimentos que han sido procesados (ejemplo: queso), normalmente son altos en sodio porque se le agrega sodio en la fabricación. Piensa que un 70% del sodio que ingerimos viene a partir de alimentos procesados, y no del que añadimos mediante la sal de mesa.

 

Condimentos tales como kétchup, pepinillos, mostaza, salsa de soya, y sales con sabor como la sal de ajo, son generalmente altas en sodio. También lo son los alimentos preparados y alimentos de los restaurantes de comida rápida. Evita comidas conservadas o curadas en una solución de salmuera. Cuando compres alimentos enlatados, escoge aquellos bajos en sodio.

 

Los Integrales: fundamentales

El consumo de cereales integrales mejora la circulación notablemente. Como cereales integrales se considera al pan integral (que sea sin sal), maíz y tortilla, pasta integral (espaguetis, macarrones), cereales como avena, amaranto, quínoa… además, disminuye el riesgo de enfermedades como problemas intestinales, enfermedades cardiovasculares, obesidad y algunos tipos de cáncer.

 

Basa tu dieta en alimentos vegetales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último libro sobre nutrición, afirma que para prevenir y tratar las enfermedades típicas de occidente, como la retención de líquidos, es fundamental basar nuestra dieta en alimentos de origen vegetal. Consume a diario: frutas, verduras, legumbres y frutos secos.

 

Deporte

Mueve las piernas. El ejercicio ayuda a eliminar el exceso de líquidos. Si tu trabajo te obliga a estar sentado durante muchas horas, mueve los dedos de los pies hacia arriba y hacia abajo, para que los músculos de las piernas ejerzan una acción de bombeo. Pero aunque en el trabajo estés sentado, haz ejercicio al salir del trabajo.

 

Lic. Fabiola Ramírez Tu Nutrióloga, espero te haya quedado más claro los cambios que debes hacer en tu día para evitar o corregir la retención de líquidos. Será un placer poder atenderte y darte un plan personalizado de acuerdo a tu padecimiento. Tu cita al 322 1392402 busca mi página de Facebook Nutrición & Dieta y sigue los consejos y tips de Nutrición. Tus comentarios al e-mail: fabyluchis911@hotmail.com. Bendiciones infinitas. Hasta la próxima columna.

 

La retención de líquidos ocurre cuando no se logra una eliminación adecuada y los líquidos se fijan al tejido celular, fuera del sistema circulatorio

La retención de líquidos ocurre cuando no se logra una eliminación adecuada y los líquidos se fijan al tejido celular, fuera del sistema circulatorio