MC ya da señales de fortaleza política. Y ¿PRI, PAN Y PRD?

Por Juan Antonio Llanes

juan.llanes@hotmail.com

 

Hola. El mensaje fue claro y lapidario: “Movimiento Ciudadano llegó para quedarse en Puerto Vallarta”, y para validar el aserto, ahí están las imágenes que muestran la presencia de los principales líderes del partido, Enrique Alfaro, Arturo Dávalos, Guillermo Medrano y una importante cantidad de ciudadanos que respaldan los objetivos.

Sí, es cierto, escenarios similares en aquellos días cuando el PRI y el PAN predominaban el escenario político del municipio y convocaban multitudinarias asistencias.

Ahora, más les valiera a estos partidos a ponerse a trabajar, trabajar y trabajar, para recuperar en algo la credibilidad y con ello la confianza de los vallartenses, ante la muestra de preponderancia partidista que exhibieron los “naranjas”. Un partido, que ya dijeron, y se preparan para buscar la tercera victoria. Vamos panistas, priistas, perredistas y demás “morralla”, no se la “pongan tan fácil”, como dice el “masiosare”, hagan algo, por lo menos persígnense.

Son varias… y variadas, las lecturas que se pueden desprender del evento llevado a cabo el pasado sábado y donde se renovó la Comisión Operativa municipal que estuvo a cargo de Jaime Castillo y ahora lo reemplaza Gustavo Fong.

Como dijera el carnicero de Londres, “vamos por partes”.

La conformación de los equipo de las diferentes comisiones debió haberse llevado a cabo atendiendo la importancia y niveles de liderazgos de los actores políticos están integrados al partido color naranja, bueno, con aquellos que se “sentaron” a pactar acuerdos tanto, con Arturo Dávalos, quien tuvo la responsabilidad primaria al igual con quien ahora es el dirigente municipal del partido, y por supuesto, con aquel que vino con la anuncia para el aval de la dirigencia estatal.

Ah, pero las ambiciones del poder y el protagonismo, animan intereses personales o facciosos que resultan “el prietito en el arroz” y se olvidan o se “hacen”, que los escenarios políticos son dinámicos y renovables, como el caso específico del ex alcalde Ramón Guerrero, que en su momento disfrutó el espacio de liderazgo local de MC y no se acomoda a la idea que en el municipio despuntan actores políticos que se han desprendido de su tutoría y siguen otros rumbos o compromisos.

Caramba, el desplante de desdeñar un acto político, sabedor que el líder regional o “moral” del “emeceismo” Enrique Alfaro estaría presente avalando la nominación de Fong, y antes, desestimar llegar acuerdos con alcalde Arturo Dávalos para el otorgamiento de espacios en la integración de la estructura del nuevo comité, reflejan la soberbia y egocentrismo de una persona a quien le sienta muy bien parte del mensaje de Enrique Alfaro, “en MC todos somos iguales de importantes y…..nadie es imprescindible”.

Si pretendió con su “desaparición”, mostrar su desaprobación al método utilizado para la integración de nueva estructura y capturar la atención de los medios informativos,…lo logró, pero habrá que preguntarse como tomaron su desplante los “picudos” que están al frente del instituto político.

Seguramente, el “Mochilas”, Guerrero, junto con su delfín, Luis Munguía, han visto que si bien sus “canicas” son apreciadas por la cúpula del partido, deben registrar que el valor que estas reciben es recíproco al trato que recibe quien pretende, o pretenden, erigirse en un liderazgo local o regional, pasando sobre las decisiones del “guía moral” del partido en el que militan.

Está visto, que para el piloto de la nave naranja, en Puerto Vallarta, quien lleva mano en las decisiones del partido, se llama Arturo Dávalos y quien no lo vea así, seguramente se seguirán “dando frentazos” en la pared.

El tenor de los discursos tanto de Alfaro, de Dávalos como de Fong, delinean similitudes en proyectos futuristas donde solamente prevaleciendo la unidad en aspirantes, activistas, operadores y dirigentes podrán revalidar nuevamente el triunfo de Movimiento Ciudadano y expresan reconocimiento al ascenso en las preferencias ciudadanos que viene registrando MC.

Acá para el “escribidor”, es inobjetable que el partido, porque eso es un partido, aunque Alfaro insista en negarlo, la aceptación que ha logrado en la ciudadanía no se debe únicamente a la plataforma política que enarbolan -a una buena parte de la ciudadanía “le vale”-, sino porque representa una estructura incluyente, donde una de sus premisas es fortalecer la cercanía en la relación con los ciudadanos y las viabilidades de diferenciar sus conducciones en forma diferente a los partidos tradicionales.

También, habrá que consignarlo, que la presencia del “líder moral” y del alcalde en la “toma de protesta”, fortalecen la futura operatividad de la nueva dirigencia y a la vez, envían un mensaje al resto de los actores políticos, que Fong y compañía tienen la confianza para estar al frente del mismo.

Tampoco es para ignorarse la declaración del alcalde de Guadalajara y visible candidato al gobierno del estado por el partido que preside a nivel nacional Dante Delgado, sobre sus intenciones, suyas, porque este tipo de decisiones se coliguen a nivel nacional, que Movimiento Ciudadano participará en el proceso electoral del 2018, donde se elegirán alcaldes, regidores, diputaciones, senadurías y hasta el gobierno de Jalisco, alejado de alianzas con otros partidos, específicamente con el PAN y el PRD -con el PRI, menos, dice el “escribidor”-, En otras palabras, “irán solos” por los cargos populares.

Aquí en Puerto Vallarta, se tienen amplias posibilidades de lograr los propósitos que se externaron el pasado sábado, seguir ocupando el edificio presidencial, sin asociaciones otras entidades políticas, pero a nivel Jalisco? Cabría aquí preguntarse, ¿es sincera su pretensión? La realidad obliga a considerar alianzas entre todos los partidos para obtener victorias electorales, pero en fin, tomémosla como una intención.

Lo que también es categórico y auténtico, es que Enrique Alfaro tiene en alta estima a Gustavo Fong, “desde el principio, cuando dudaban del proyecto que representamos, él fue el primero que levantó la mano para colaborar con el nosotros”.

Y ni qué decir del reconocimiento que hace al presidente municipal Arturo Dávalos que se integró al partido naranja, para hacer equipo con quien fuera candidato y luego alcalde de la ciudad, Ramón Guerrero.

 

NOTAS DE “BOTEPRONTO”

 

—Ah…no estamos de acuerdo con lo que dijo Alfaro, que el poder no desgasta cuando se ejerce puntualmente, bien. Desgasta el hecho de estar en una vitrina donde todos los que pasan se sienten críticos, informados o no, partidistas o no, solo por el hecho de tantas demandas, carencias, limitaciones de los ciudadanos y el gobierno de la ciudad se ve rebasado de presupuesto para cumplirles las expectativas a los solicitantes.

 

—Caramba, y ni modo, solo le queda a Fong “apechugar” por ciertos nombres que le impusieron en la cartera de su estructura municipal. Hay cada espécimen, que “chin”. Uno, solo para ejemplificar, Gilberto Lorenzo Rodríguez, todo un “camaleón” político.

Nos vamos. Sonrían y sean felices….suponemos que ya olvidaron el 7-0.