El Lago de Tos-Cano #85

Ay, hijo, que oso, olímpico oso,
es el que hizo el galán Castillo.
Ay, hijo, que oso, oso amoroso,
hizo con cargo al presupuesto grillo.

Muy orgulloso, con su pareja,
él se paseó con cargo al presupuesto.
Dizque su viaje pagó su vieja,
mas él no pagó el suyo, por supuesto.
Para empezar, nada tenía
que estar haciendo en tierras brasileñas.
Por su amorcito perdón pedía,
mas no pedía perdón por las ordeñas.