Tienen con quién retar a Alfaro

Por Gregorio González Cabral

.

No sólo  Arturo Zamora   es   jalisciense  conocido y  visto   en  donde  resuelven, conforme  este  entrañable centralismo   que de hecho manda en nuestro país.

Sin el rango y preponderancia  del  senador Zamora, pero bastante   bien  considerado   por  quienes toman decisiones  en  México, está  Manuel  Herrera  Vega,   actual presidente  nacional  de la Confederación   de  Cámaras  Industriales  (CONCAMIN),  cúpula  empresarial que  acaba de celebrar  su reunión  anual en Guadalajara, con  enorme lucimiento  y reconocimiento   para el  dirigente empresarial  jalisciense.

Manuel  Herrera Vega es empresario joyero  de  Guadalajara.   Tiene  estudios universitarios, incluyendo postgrado. Además   cursó  en Italia  diseño de joyería. La versatilidad  es uno  de sus dones. Fue relevante  deportista en artes  marciales, compone  canciones  y   desde los tiempos  del  inolvidable  Adolph Horn,  fue un joven  empresario   involucrado con   cámaras y organismos  empresariales.

Tiene  apenas  45 años.   Antes de ser  presidente  nacional de los  industriales,  ya  había  sido  presidente  de la  Cámara de Joyería y Platería de  Jalisco,  presidente  de  Expo  Guadalajara,   presidente de México Innovación y Diseño,  presidente de la Asociación  Civil  -de la iniciativa privada  jalisciense- “Guadalajara 2020”; responsable  de varias comisiones   en la  CONCAMIN, como Pequeñas y  Medianas Industrias del   País, Coordinador de la Región Occidente, así como  secretario general de esa Confederación;   y luego  presidente  de la Confederación de Cámaras  Industriales  de los Estados Unidos Mexicanos.

Se  trata  de continuo  con  Los Pinos, con los miembros  del Gabinete, así como  con los responsables  de los partidos políticos nacionales  y por  supuesto con  los demás presidentes  de las  cúpulas empresariales de  nuestro país.

No ha militado  en ningún partido político,  pero sus estudios incluyen  maestría en Política  y Gestión Pública.  Aparte  de la experiencia  enorme  que da la responsabilidad de  un máximo  organismo empresarial    en México.

Ahí tienen  a un  posible  candidato  al gobierno  de Jalisco  que sería de lo más bien recibido por la ciudadanía jalisciense, con logros  demostrados en el servicio  a los demás,  prestigio como emprendedor  y organizador, pero además  acostumbrado a  sacar adelante  los asuntos sin  gritos, sombrerazos  y pleitos, firme  pero  tranquilo  como cuando defendió a los empresarios  de Oaxaca  y Guerrero.

Ahora  que   tuvieron  su reunión  anual de  industriales  del país   en Guadalajara,  para quien quiso  ver, fue evidente  lo  bien situado y aceptado  que está Manuel Herrera a nivel  nacional  y estatal.

Por  supuesto que  quienes  en el proyecto   Alfaro  han puesto sus empeños, de  seguro tomaron nota de que hay  otras  cartas   que pueden   jugar, con ventajas, quienes dicen  y hacen que las cosas sucedan en  este país.

Si hay quién pueda  ser  aceptado y  más aceptado para  2018.