No hay actividad más sólida en estos momentos inciertos

Por Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla
Director de la UNIVA-PV
direccion.vallarta@univa.mx

 .

Como lo mencioné en otro espacio editorial se está por alcanzar con el turismo el momento económico perdido en 2008.

Las oportunidades las conocen los inversionistas, ya existen varios proyectos de inversión para detonar este hermoso destino, y con él la creación de importantes fuentes de trabajo, la razón es sencilla, visitantes nacionales y foráneo creen cada vez más en la actividad de este puerto tan especial.

La depreciación en el precio del petróleo, el deslizamiento de nuestra moneda frente al dólar norteamericano, el hermoso Puerto Vallarta sigue en la preferencia de los turistas de todas las latitudes, se podría afirmar que quedaron atrás los momentos de la desesperante temporada baja.

Una prueba es el turismo de convenciones y llegada de visitantes extranjeros y nacionales lo cual ha generado una derrama importante millones de pesos, beneficio directo a las personas dedicadas a la actividad; los pronósticos para lo que resta del 2016 y a lo largo del 2017 señalan importante desarrollo de esta industria desde este hermoso punto del Pacífico Mexicano.

La Secretaría de turismo (Sectur), Banco de México (BM) y el World Economic Forum (WEF) señalan “El turismo en México representa el poco más del 8.7% del PIB nacional:

  • Genera más de 2 millones de empleos directos y es un impulsor de la inversión extranjera, ofreciendo oportunidades de desarrollo a nivel nacional, regional y local.
  • Nuestro país cuenta con más de 18 mil hoteles y más de 672 mil cuartos de alojamiento de acuerdo a las últimas cifras de 2013.
  • Se cuenta con 58 aeropuertos internacionales.

Se fortalece día a día nuestro hermoso destino turístico con una oferta cercana a las 24 mil habitaciones para hospedar a todos los visitantes que tengan a bien llegar a este paraíso durante las festividades de fin de año; por lo pronto se nota el crecimiento de la actividad, como he mencionado anteriormente tiene sus bases en la enorme oferta que ofrece desde el punto de vista ecológico, gastronómico (el Festival Gastronómico Mundial en puerta), playa y montaña sin considerar otros atractivos no menos interesantes para los visitantes foráneos y de casa.

Una de las razones de las muchas que pudieran esgrimirse está la inseguridad en varias naciones y la crisis económica longeva que las golpea, cito un ejemplo a partir de mis investigaciones el turismo derramó en todo el mundo más de un billón de dólares el año pasado; las naciones con mayor participación fueron Alemania, Estados Unidos, China, Reino Unido y Rusia; sin embargo en éste que termina, sus problemas internos les ha restado preferencia.

A pesar del recorte anunciado por la SHCP y la consecuente contracción de ingresos, tenemos en México la solidez de la estabilidad de la macroeconomía. La confianza en la oferta turística nacional y, en especial la de nuestro paraíso Puerto Vallarta inyecta seguridad para el 2017.

Las hipótesis contrarias al desarrollo y consolidación de la Industria sin Chimeneas, para mí están descartadas. Se debe mantener el optimismo en el futuro de la actividad a nivel nacional, no obstante el recorte a programas anunciados para el próximo año, el turismo mantendrá vigencia y un desarrollo estable y hasta por encima de las expectativas de crecimiento económico, Es la actividad más sólida en estos momentos inciertos.