¿No iba antes Emilio que Padrés, los Duarte y los 40 ladrones?

Por Gregorio González Cabral

.

No  es cosa  de partidos.  Porque aparte  de que son los mismos. Emilio González  Márquez  era presidente  nacional del PDM, luego  lo aparecieron como presidente del PAN  en Jalisco y   terminó   traicionando también   a los ingenuos azulejos, para  conforme la voz  del amo, servir a la movida  de  Alfaro.

Así que no vengan con que “es cosa de partidos”, aunque los hipócritas del PRI anden preguntando, desde el Senado, en cuál cárcel tienen detenido a Emilio  González Márquez, si ya lo trasladaron al Altiplano, si lo extraditaron o si ni siquiera lo busca la INTERPOL.

Y eso  que  los faltantes  mil millonarios de Emilio González Márquez y su compañía Herbert Taylor, son  de  mucho antes  de que  Padrés  y los Duarte pudieran  meterle  mano   a  placer  a los dineros  públicos.

Pero por uno de  esos  misterios  de la política, pese  a  que Emilio  hasta regó literalmente la mierda   en la Villa  Panamericana, sigue  intocable; más todavía  que  Moreira a quien siquiera  le  metieron  tremendo susto en España,  la de la “justicia sin adjetivos”  y el “excepcional juez  Baltazar Garzón”.  Emilio ni siquiera ha tenido que aflojar  en el Tribunal  de lo Administrativo que  dicen, trabaja  con pesos mexicanos, no con euros o con  el volátil  dólar.

Ahora  el Senado  quiere saber cómo  va lo de Emilio González Márquez.

Pues no va. El dizque panista sigue tan campante  y hasta colocando gente en la  nómina  oficial.