Educación y ParentalidadGente PV

Manejo de temores infantiles

  • Si un niño está temeroso y expresa sus temores, permítale hacerlo, no pretenda decirle que porque es macho o el mayor de la casa, tendrá la obligación de reprimirlos, siempre será mejor que los procese y los exprese junto con usted de ser posible

Dr. Jesús Cabral Araiza

 

.

El temor es parte inherente del ser humano, de hecho, muchas teorías psicológicas hablan de la necesidad de ese sentimiento como parte de las herramientas que se ponen en juego al momento de pensar en preservar la integridad o la vida misma. El caso no varía mucho en la infancia, salvo que en ella, el infante cuenta con menos herramientas en comparación con el adulto.

Los infantes intuyen cuando corren peligro y saben cuándo una situación puede ser amenazante para su integridad. Es tarea justamente de los padres o tutores dotar de elementos de apoyo psicoemocional para poder afrontar dichas situaciones.

Pero, ¿qué hacer ante un entorno social político y económico tan adverso que hasta los adultos se muestran endebles, dubitativos y temerosos justamente de su entorno?  Pues bien, aquí la importante tarea de intervención. Por principio de cuentas debemos afrontar que hay situaciones reales que son estresantes y agobiantes. Hoy en día nadie es ajeno a esos aspectos estresores del entorno internacional, nacional y regional.

Aun cuando no se es experto en las áreas económicas o políticas, las personas regulares entienden que por ejemplo los precios de los insumos subirán de precio ante la alza de precio de la gasolina, por más que el gobierno se empeñe en maquillar las cifras o los hechos, las personas que compraban determinados productos en una ocasión, a la semana se dan cuenta que compran menos, pues algunos o todos han subido de precio.

Pero esto es habar solo del aspecto económico, pues hay factores ligados a ello como el hecho de que los padres se queden sin trabajo, estén estresados la mayor parte del tiempo, malhumorados, no favorece un clima de tranquilidad al interior de las familias y los niños en particular.

Recuperemos aquí una de mis autoras favoritas que en la psicología nos da luz sobre este tema, se trata de la psicoanalista francesa Francoise Dolto. Ella entendió aspectos fundamentales para el desarrollo integral sano  de la vida infantil. Veamos algunos principios por ella señalados sobre la realidad infantil:

.

  1. A los niños siempre se necesita decirles la verdad, con más razón cuando ellos preguntan sobre la misma, pues si están preguntando algo, significa que están preparados para recibir la verdad, claro, siempre que sea una duda propia de ellos y de su entorno circundante, no influencias de alguien más.
  2. En diferentes momentos los niños preguntan algo al adulto no por que tengan estrictamente esa duda, a veces desean corroborar lo que se les ha dicho en otro momento por la misma persona o por alguien más.
  3. Los niños tienen una alta capacidad para entender aspectos complejos, siempre y cuando se les explique con suficiente claridad y entendimiento para su edad, incluso pueden proporcionar alternativas de solución para disyuntivas que los adultos no pueden resolver, ellos, los niños, están libres de compromisos y muchos de los prejuicios con los que los adultos muchas veces prejuzgamos a las personas y los entornos.

.

En todo caso recomiendo algunos de los libros que me parecen fundamentales de esta autora a fin de ampliar sus conceptos: “Cuando los padres se separan”, “Niño amado, niño feliz”, “Tiene el niño derecho a saberlo todo”, “Trastornos de la infancia”,  “Pediatría y psicoanálisis”, “Seminario de psicoanálisis T. I, II y III” entre otros.

Pero hay otra pregunta que quizás ha rondado su cabeza ante la disyuntiva de decir la verdad a sus hijos, ¿cómo enfrentar la verdad con ellos si yo no puedo con ella? Pues bien, la respuesta está en la capacidad que usted posea justamente para buscar orientación profesional que le ayude a enfrentar sus temores.

Recuerde que todos los seres humanos, incluso los psicólogos, tenemos la necesidad de enfrentar temores y dudas, en todo caso la respuesta a la pregunta puede estar ligada al tiempo que está dispuesto a perder antes de reconocer enfrentar sus temores.

Los niños se convierten en aliados cuando los apoyamos, comprenden tempranamente que si se busca ayuda para ellos es por su bien y al final lo agradecerán.

Finalmente puedo decirle que si un niño está temeroso y expresa sus temores, permítale hacerlo, no pretenda decirle que porque es macho o el mayor de la casa, tendrá la obligación de reprimir sus temores, siempre será mejor que los procese y los exprese junto con usted de ser posible. Suerte con sus fantasmas y temores. Hasta la próxima.