Gente PVPlumazos

Mentalidad Global

  • Este año la incertidumbre y el desconcierto permaneceré no sólo en México, se comparte con la sociedad global cambiante.

Por Carmina López Martínez
arizbeth.lopez@univa.mx

.

Los eventos multitudinarios de los últimos tres días ponen en relieve la mentalidad de cientos de miles de personas alrededor del mundo que comparten los mismos ideales.

Denuncias, reclamos, agradecimientos, en fin, mensajes de todo tipo circulan en las redes sociales principalmente. Con esa diversificación y sobre una tela delgada -tejida con emociones encontradas- la sociedad moderna se transforma continuamente, con base en su forma creativa para resolver conflictos y satisfacer sus necesidades.

Más que conservar módicas formas de sobrevivencia, la humanidad ha buscado y encontrado una vasta cantidad de fortalezas en sus semejantes, es decir en el centro de la colectividad y convivencia plena. Esa mentalidad se ha fundado en el hombre moderno después de revisar los capítulos de la historia que presentan escenarios divididos, marginados, agonizantes y reconstruidos.

Eso me recuerda la frase de Alejandro Vinet –crítico y teólogo suizo- “El verdadero progreso consiste en renovarse”. Este pensamiento responde al actual cuestionamiento de los jóvenes de todo el mundo, muchos de ellos cautivos de la apatía y las redes sociales a las cuales en algunos países les conceden más de 6 horas al día. En total casi 2 mil 200 horas al año.

La utilidad de las redes sociales es variable de acuerdo al país, la profesión y el usuario. Pongo como ejemplo la comunidad mexicana en Facebook, esa red social ha sido el canal para la socialización de importantes movimientos, acuerdos, marchas, acontecimientos históricos y como principal medio de convocatoria masiva. Aunque se requiere de estrategia para generar un impacto -positivo o negativo- de esa magnitud, éste requiere una medición disímbola a las métricas utilizadas por los community manager. Las emociones no se calculan con emojis ni números.

Este año la incertidumbre y el desconcierto permaneceré no sólo en México, se comparte con la sociedad global cambiante, y actuante ante cualquier conflicto que invada la paz mundial. Vivir sin precariedades en el futuro es el sueño de los jóvenes, para lo cual deben permanecer atentos de los sucesos próximos para intervenir de la mejor manera y evitar heredar un mundo dividido y agonizante.

Me queda claro que el progreso está en la mentalidad de todo ser humano, no se puede ir como los cangrejos sin razones claras para frenar el avance del prójimo. Ahora se reconoce la fragilidad de una nación sin alianzas con otros países, lo mismo sucede con una persona aislada incomunicada realizando intentos por obtener el éxito y acumulando fracasos.

La mentalidad global se responde al llamado del Papa Francisco y ese mensaje de unidad es secundado por líderes mundiales. Estoy convenida que la sociedad avanza, crea puentes y fortalece alianzas.

.

*Comunicóloga, actualmente es responsable del área de publicaciones de la Universidad del Valle de Atemajac, Campus Puerto Vallarta.