“El Mochilas” está de regreso y quiere gobernar Puerto Vallarta… otra vez

Por Juan Antonio Llanes

.

Hola. Después de una ausencia de las páginas del mejor periódico de la región, y más allá del infinito, nuevamente estaremos semana a semana, pergeñando ideas y percepciones de lo que observamos en nuestro entorno. Temas diversos que ocupan la atención de la gente por el impacto que generan en la opinión pública, y claro, desde la óptica de quien está interesado que  Puerto Vallarta y su gente logre escalar a mejores condiciones de vida, de salud, seguridad, cultura, en fin, bienestar social.

Con un escenario mundial convulsionado por las acciones iniciales que viene tomando el “showman” gringo, un émulo “hitleriano”, D. Trump, con afectaciones sensibles inmediatas para muchos países, entre ellos, México, Australia otras regiones del mundo, con el triunfo de los Patriotas de Nueva Inglaterra en el “Super Bowl”, acá el “escribidor” se ha propuesto dejar que el mundo ruede y ubicarnos en nuestra realidad, comentando asuntos más mundanos, citadinos. Ahí con su permiso.

Y miren, para iniciar, y para preocupación de muchos, -nos incluimos-, como dicen en el rancho, ¡asústame panteón!, y porque no, para el contento de algunos ciudadanos, ahora resulta que el nunca olvidado y poco ponderado personaje que ¿gobernó?, el municipio sondea las posibilidades para competir en las elecciones del 2018 como candidato a la alcaldía del puerto. Caramba, ojalá y sea una “volada” de quien me lo comentó.

No, no es broma. Ramón Demetrio Guerrero Martínez, del meritito Ayutla, ya externó su pretensión a la dirigencia de Movimiento Ciudadano para competirle la candidatura al actual presidente municipal, Arturo Dávalos, y pues ya avisados, y con kilos menos, lo veremos ya en plena campaña aunque había un acuerdo previo en la que nadie le pusiera “piedritas” a Dávalos en búsqueda de competir nuevamente por la alcaldía del puerto.

Seguramente el protagónico personaje no le ha medido “el agua a los camotes”, ¿o sí?, de que en la memoria colectiva ciudadana aún están por ahí los reproches y críticas a la cuestionada administración que le dejó al llamado “Cepillo”, y quien se vio impelido a cobrarle facturas al “Mochilas”, simplemente porque era darse un balazo, vamos, era como abrir la “caja de Pandora” y sus consecuencias al partido color naranja.

Sin duda, la sola posibilidad  que el populista Guerrero se “meta al sembradío”, que ha cultivado el “Cepillo” Dávalos durante este tercio y meses de su gestión para levantar una buena cosecha, avizora una “agarrón” político y la definición de bando de quienes tienen prendida dos veladoras, por aquello de las equivocaciones en o lealtades.

Dice el “masiosare”,  oye mano, y que tal si viene por la revancha, en busca de la reivindicación por el “papelón” que hizo cuando estuvo al frente del gobierno de Puerto Vallarta. Eeey.

Su gobierno de “tapaderas” y complicidades, sus acuerdos en lo “oscurito” para no irse en contra del anterior alcalde, Salvador González Reséndiz, ni de la cuenta pública que le dejó, las compras amañadas, las concesiones otorgadas a los “cuates”, la pésima y cuestionada obra pública, los conflictos internos que provocó con algunos de sus compañeros regidores por sus posturas despóticas, egocéntricas,  arbitrarias y más aún con aquellos “pares” a los que no pudo cooptar con prebendas, todo ese escenario lo quiso tapar con cemento, varillas, tejas, láminas, pisos, y despensas a los pobladores que viven en las áreas más deprimidas del municipio, en un gobierno que asemejaba un “reality show”.

Y solo habría  que preguntarles a Susana Carreño, Humberto Muñoz, al ex síndico municipal Roberto Ascencio, o a funcionarios como Héctor Gallegos de Santiago…..Ah, eso sí, no le pregunten a ex regidor Ardían Méndez, porque el, seguramente, tendrá una opinión excelente.

Allá ustedes, pero para el “escribidor”, el “Mochilas”, es un “bad hombre” para que se “alborote” para competirle a Arturo Dávalos que ya dijo que va por la reelección al cargo que ostenta. Que sepamos, -si nos equivocamos, se aceptan los cuestionamientos-, en los dos años y cacho que se relevó al gobierno “mochilista”, el entorno en el gobierno de la ciudad, se modificó radicalmente, se nota una dinamización de la administración, la apertura con todos los demás regidores, diálogos por delante, incluidos los de ¿“oposición”?

Que sepamos, hasta el momento no se han visto señalamientos de corrupciones o malos manejos de los dineros públicos, un escenario contrastante al que se vio en la pasada gestión de gobierno de quien ahora amaga con ponerse la camiseta de aspirante, ¿por el partido que sea, independiente? Es una pregunta que queda en el aire. El, lo que aspira, es  en “volver a poner en movimiento a la ciudad”. Saben, mejor que la deje así. Ya ven la experiencia pasada.

.

NOTITAS DE “BOTEPRONTO”

— ¿Será cierto? Como nos lo comentaron se los “pasamos al costo”.  Al parecer, ya hablaron con él, el que lleva mano para representar los colores de “MORENA, el partido del mesiánico de López Obrador,  como candidato a la presidencia municipal del puerto, y que aquí coordina el ex panista, ex “emeceista”, ex, ex, Héctor Gallegos, figura el ¿todavía priista?, Faustino de la O. Michel. Sabe.

— Hubo un tiempo cuando era usual decir la expresión, “zacatito para el conejo”, o, le “dio frio hacerlo”, insinuando o señalando temor para llevar a cabo alguna acción. ¿Aplicarán estos dichos populares a la decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto para meterle reversa al nuevo aumento de la gasolina que se tenía listo para que entrara en vigor este mes? Ya ven, no hubo “gasolinazo” y seguramente, las marchas, manifestaciones sociales, montadas en las redes sociales por una ciudadanía harta, decepcionada contra las medidas pretendidas obligaron a Peña y compañía a “meter el freno” a nuevos aumentos aunque amagan que tal decisión será temporal. Bien por la ciudadanía organizada.

— La nota de la semana, ¿saben cuál fue? La “tamaliza” en Seapal. Caramba lo que es no tener nada que informar.

— Se aceptan apuestas… ¿Quién será el “ganón” entre el dirigente municipal de Movimiento Ciudadano, Gustavo Fong, y el presidente, Arturo Dávalos? El reto: la dieta, que checan semanalmente, para lograr bajar de peso. Y sin, se tardaron…

— Un sentido pésame para el amigo Raúl Blancas por el fallecimiento de su señor padre.

— Para Nayarit, acá el escribidor tiene dos gallos ala gobierno de la entidad, Cota y Mejía. El primero por el PRI y el segundo… seguramente por una alianza entre ellos Movimiento Ciudadano. Ya lo veremos.

Nos vamos. Sonrían y sean felices. Y, solo una receta para bajarle al estrés, como el desahogo de frustraciones, reveses y dificultades que a diario nos enfrentamos, no vacilen en mentarle “la jefa”, al “güero” del bisoñé naranja, se sentirán mejor, la neta.