Vallarta hoy:

Autonomía femenina

  • “Siembra autonomía, cosecha libertad” es el lema de la Escuela para la Libertad de las Mujeres en Oaxaca.

Por Carmina López Martínez
arizbeth.lopez@univa.mx

.

Siembra autonomía, cosecha libertad” es el lema de la Escuela para la Libertad de las Mujeres en Oaxaca.

.

El proyecto consolidado con tres años, ha recolectado historias y experiencias de mujeres temerosas de convertirse en estadística, denigradas, con menos oportunidades laborales y constantemente asediadas por los depravados. Es un sentimiento que toda mujer reconoce en su igual.

Esa sensación de vulnerabilidad dio origen en el 2015 a este centro de formación femenina en el cual se imparten clases de autodefensa, autoconciencia, cursos y talleres diversos. En particular llamó mi atención El arte de la desobediencia, éste como se indica en el sitio web, permite “propuestas creativas que buscan desmontar la carga cultural patriarcal, sexista y discriminatoria instaurada en los discursos de las expresiones musicales y de la palabra” (sic).

Aunque no profundizan ni especifican las actividades que se realizan en el marco de ese arte, se exponen fotografías grupales y descripciones de sus creaciones artísticas como un método catártico indisoluble para todas las participantes.

La efectividad de las propuestas y trascendencia del aprendizaje “anti-patriarcal” -como se denomina- conserva la bondad del programa, es decir, se reconoce por los testimonios de las alumnas al graduarse y considerarse autosuficientes, libres y plenas. Algunas fueron víctimas de abuso, otras asistieron con el deseo de mantenerse al margen del fenómeno violento.

En su portal digital refieren: Afirmamos que una gran cantidad  de mujeres no acceden ni siquiera a la posibilidad  de tomar decisiones autónomas, libres y duraderas  sobre sus cuerpos, sexualidades y proyectos de vida.

Lo cual me recuerda el movimiento del “feminismo radical” de Virginia Woolf y Simone de Beauvoir a finales de los años 20 a los 60 del siglo XX que se propuso llegar hasta las “raíces” del predominio masculino. Ese pensamiento estuvo basado en la subordinación de la mujer como ente reproductivo y no explotación económica o supresión de derechos civiles. La idea central de ese movimiento fue eliminar la “servidumbre sexual” de las mujeres al permitir el uso de anticonceptivos, legalización del aborto e intimación con personas del mismo sexo.

Esto no es precisamente la misión de la Escuela para la Libertad de las Mujeres, pero confunden sus conceptos y ejemplificaciones de casos generales de violencia de género. Existen diferencias notables entre Feminismo de equidad y de Género; el primero conserva “la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos. Una feminista de equidad quiere para la mujer lo que quiere para todos: tratamiento justo, ausencia de discriminación” (Fuente: Teoría del género).

Por el contrario, el feminismo de «género» “es una ideología que pretende abarcarlo todo, según la cual la mujer está presa en un sistema patriarcal opresivo. La feminista de equidad opina que las cosas han mejorado mucho para la mujer; la feminista del «género» a menudo piensa que han empeorado. Ven señales de patriarcado por doquier y piensan que la situación se pondrá peor” (Fuente: Teoría del género).

En el plano teórico existen inconsistencias que pueden derivar en futuros problemas sociales, aun con ello es innegable que el objetivo de ese grupo es claro, erradicar la violencia de género en el país y en el mundo.

Por el sólo hecho de ser mujer, cada día mueren 12 latinoamericanas, así lo reporta el Cepal; el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de las Naciones Unidas cifra el 2014 se registraron 2.089 feminicidios en 25 países de la región LA. En nuestro país el Estado de México superó en el 2016 a la Cd. de Juárez, con 263 víctimas en 2016.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional del Plantel Puerto Vallarta.

Search