Aventuras de un pintorGente PV

Fe Cuántica 7. Realidades alternativas: La Experiencia

La experiencia de la realidad alternativa y de la fe cuántica va más allá. Es constatar que las cosas reales no son las que se ven.

.

Por Federido León de la Vega
fleondelavega@gmail.com

.

El pasaje al hemisferio derecho, al que percibe el mundo subjetivo, es parte de la práctica de casi cualquier artista. Yo he podido cruzar ese umbral desde niño y tengo amigos que lo hacen constantemente. Pero la experiencia de la realidad alternativa y de la fe cuántica va más allá. Es constatar que las cosas reales no son las que se ven.

En el segundo libro de  Corintios, capítulo 4, versículo18, la Biblia dice recomienda “no mirando nosotros las cosas que se ven, pues son temporales, pero las que no se ven  son eternas” y antes, en el versículo 17 habla de una “breve tribulación momentánea”. Lo anterior me lleva a pensar que tal vez para experimentar esta realidad alternativa se requiera antes pasar por algún problema grave. No me hubiese atrevido a escribir sobre estos temas sin haber tenido una experiencia propia.

Hace dos años fui secuestrado y estuve cautivo tres horas mientras apuntaban a mi sien con una pistola. Casi al instante de ser sometido por dos sujetos más fuertes que yo, y tras recibir algunos golpes, dejé de sentir dolor y aunque sí tenía miedo, comenzó a crecer dentro de mí una paz anestésica y además la conciencia sobre una realidad alternativa que superó todo. La certeza sobre la existencia de un ser que me cuidaba y no me defraudaría creció en mí; supe que saldría bien librado.

El lugar donde me llevaron estaba alejado de la carretera y estaba oscuro, pero distinguía los árboles y entendí que estaba al aire libre. La paz que sentí creció cundo recordé algunos versículos bíblicos, así que los repetí como mantra. Luego comenzó a llover, lo cual pareció cambiar los planes de los captores. Pronto me encontré de nuevo en la carretera, con mi auto en buen estado y sin más pérdida que algún dinero y de cosas materiales las cuales ya he repuesto. La conciencia de otra realidad que la que de costumbre percibo y la efectividad de mi oración quedaron bien grabadas en mi mente.

Al comentar mi experiencia con otras personas, me han confiado el haber pasado por estados de conciencia similares. Al pasar el tiempo he encontrado muchos autores sobre el tema, algunos de creencia Cristiana como la mía, otros de credos diversos o sin credo; los hay provenientes de las ciencias: han sido los físicos quienes han dado mayor credibilidad a los conceptos cuánticos, llegando al grado de la determinación matemática, pero ya siglos antes los autores de escritos espirituales han provisto abundantes relatos y descripciones de fenómenos que no encajan con nuestra realidad común. Si antes se les ha llamado milagros y se les ha tachado como fábulas legendarias, hoy puede tratárseles con seriedad todos conscientes de que existe algo más allá de lo que vemos. Una escritora amiga y yo, nos hemos abocado a investigar este terreno. En esta columna comparto algunas de las conclusiones a que vamos llegando.

01