Gente PVPlumazos

Campañas de rescate

Por Carmina López Martínez
(arizbeth.lopez@univa.mx)

.

Existen diversos tipos de campañas, me centraré en las de acción social.

Junto a la moderna táctica para lanzar convocatorias masivas a través de las redes sociales y otros medios digitales, el atómico hashtag cumple su función de reunir datos e imágenes dentro de un infinito espacio cibernético.

Bajo esa perspectiva nacen campañas millennial, éstas concatenan caracteres con los cuales se identifique la mayoría de las personas, como la denominada #MéxicoUnido creado por la cerveza Indio que tuvo el propósito de reconocer la multiculturalidad que existe en nuestro país, en sí que todos los mexicanos muestren orgullo por sus raíces, costumbres y tradiciones.

Esa y otras campañas masivas han surgido en protesta a las políticas del nuevo Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. “Desfronterízate”, “Gringos a Votar”, #MxContraTrump, “BridgesNotWall”, “WeStandUnited”, “WeThePeople”, #WomensMarch, “Every Second Counts”; la lista es infinita como la necesidad de las personas por expresar su opinión sobre asuntos específicos que afectan su vida y amenazan su futuro.

Ciertamente muchas campañas conservan una naturalidad difusa por cuestiones diversas, un factor puede ser la credibilidad de la institución o personaje público. Además es riguroso dar un trato adecuado al mensaje (conectar emocionalmente con las personas), elegir el canal apropiado (medio), identificar el público objetivo (grupo social) y definir tiempos. El éxito obedece al nivel de convocatoria y la trascendencia en los medios de comunicación.

De esto se derivan análisis profundos, estudios de caso de los conflictos que han seguido históricamente al ser humano. No sucede solamente en los espacios digitales también se cubre la mancha asfáltica.

Campañas masivas con personajes que se vuelven necesarios para comprender y dimensionar la acción ejercida; en otras palabras habrá que hegemonizar ese escenario en los comportamientos globales o llamadas sociedades industriales o centrales, no para emular sus procedimientos sino para entender experiencias y dimensionar controles adecuados a los sobresaltos cotidianos.

Lo cierto, y el tiempo lo ha enseñado así, es toda una problemática sin explicación de fondo donde ningún proceso escapa a las condiciones de producción innovadora en busca de nuevos contextos, afines claro a los objetivos de los que componen la organización de que se trate.

Sobraría recordar que las tácticas modernas para emitir convocatorias totales de organización de cobertura general, como lo mencioné al principio quedarían desamparadas si no tienen miembros con la suficiente visión de futuro y las consecuencias sociales que implican sus posturas.

Las campañas de acción social nacen muertas si no se apegan al espacio público admitido o bien enfrentan agnosticismos al no responder a los medios masivos creados para ser utilizados con ese objetivo. Toda asociación civil demanda libertad personal, derecho a expresarse, de culto y con todos los derechos para participar en el ejercicio del poder político. Descuidar estos y otros aspectos lleva a la debacle de la conciencia social.

.

Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional de la UNIVA Plantel Puerto Vallarta.