Felicidades a todas las damas, ejemplo de vida y trascendencia

Igualdad para la mujer es progreso para todos”
Ban Ki-Moon.

.

Por Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla
Director de la UNIVA Puerto Vallarta
direccion.vallarta@univa.mx

.

En realidad, y a más de 100 años de la lucha por la igualdad y respeto a las mujeres no se notan resultados tangibles.

Los países donde se celebra el Día Mundial de la Mujer  deben pugnar por su igualdad plena con respecto a los varones, convertirse en emprendedores de la razón y el derecho es una demanda inaplazable, son más de 100 años de emprendimiento femenil con su participación en la construcción de una nueva sociedad, por eso debe ser motivo permanente de reconocimiento.

Una sociedad donde se reconozca cada día la calidad del trabajo femenino, sus esfuerzos, se anulen escenarios adversos con base a la evaluación de su talento y capacidad creativa. Me parece que las manifestaciones innovadoras y disciplina de las damas aún no se valoran en su justa dimensión.

Por el don de vida y educación emprendedora a mi madre, Sra. María de Jesús Bobadilla; a Maggy, Alejandra y Vannesa las que me impulsan a seguir adelante.

Se celebra este Día Internacional de la Mujer y que mejor que pugnar por la igualdad plena, es necesario convertir esta celebración en una realidad, tener claro el concepto para darle valor social, basado en la justicia que permitan las mismas oportunidades para varones y mujeres en todos los escenarios conocidos del emprendimiento, productivo y colectivo. En consecuencia surgirá una sociedad con objetivos en común, buscando el beneficio de los menos afortunados, esa me parece la parte sustancial del trabajo rotario en especial de las damas del Club Puerto Vallarta Sur.

En estos momentos el 48 por ciento de la fuerza laboral en el mundo es femenino. En 10 años más se sumarán mil millones. La formación de una nueva sociedad corresponderá, en gran parte a la participación de ellas, por tal considero la necesidad de convertir en realidad el proyecto de abrir espacios de reconocimiento con base en la justicia con las mismas oportunidades entre hombres y mujeres en todos los escenarios conocidos. Todo esto informa del avance importante de las damas, si se considera que en estos momentos poco más de la mitad de la población mundial son féminas que desde la empresa o espacios del servicio público han desplazado de sus puestos a hombres que en algún momento confiaron en que estarían ahí sin ser removidos, esas zonas de confort han pasado de moda afortunadamente la competencia es más cerrada.

Se ve en las Instituciones de Educación Superior, donde prevalecen más mujeres que varones; hay en este sentido un aspecto que me inquieta y es el bajo número de mujeres científicas con un liderazgo sólido y alto potencial. Revertir ese efecto corresponde a todos los que formamos parte de la academia; como director de la UNIVA-PV tengo la fortuna de colaborar con damas sumamente profesionales, multifacéticas, comparten su rol de madre con el de la docencia o del área administrativa. Todas merecen mi gratitud y reconocimiento por su trabajo tesonero.

Considero que la mayor celebración para las mujeres emprendedoras en estos momentos podría darse en reducir la brecha entre las damas creativas y la tecnología; hacen falta recursos intelectuales debidamente orientados para innovar y evitar con esto el desinterés ante las oportunidades que brinda el proceso global de producción; me parece que insistir en el terreno de displicencia llevará a demasiados costos económicos que en este momento México no puede darse este lujo en momentos donde se demandan decisiones. Realmente poco se sabe de las pérdidas por mantener esa actitud de no abrir espacios a las mujeres emprendedoras en un plano de trabajo tecnológico avanzado. Otorgarles financiamiento a sus proyectos emprendedores basados en principios tecnológicamente comprobados hoy es prioridad.

El diálogo abierto, la selección de políticas dirigidas al crecimiento de la economía son prioridad para las mujeres y para el país: Felicidades a todas las damas, ejemplo de  vida  y trascendencia.