Gente PVRed Interna

El tiempo es nuestro mejor aliado

El tiempo es vida y si queremos vivir bien, debemos aprender el arte de usarlo adecuadamente.

.

Por Humberto Famanía Ortega

.

He estado reflexionando en estos días, pasajes de mi vida para tratar de encontrar la justificación de mi existencia. Llego a concluir que parte medular se debió al gran amor entre mis padres, pero sobre todo a los principios morales que me inculcaron, siempre practicando con el ejemplo. Sigo admirando sus enseñanzas, en donde el cariño y comprensión fue el acicate principal para lograr fortalecer mi camino por la vida, porque los valores morales regulan nuestros actos, ordenan y guían nuestra conducta según la razón y la propia voluntad.

Recuerdo con mucho cariño a mis maestros desde pre-primaria, que con sus modelos de educación nos despertaban la creatividad al hacernos partícipes de la propia naturaleza, simplemente usando el sentido común. Sus enseñanzas siempre estaban ligadas al respeto a nuestros padres, a la familia y al prójimo. Por haber tenido el privilegio de haber nacido en este bello rincón paradisiaco de Puerto Vallarta Jalisco, nos sentíamos como una parte alícuota. Nos hacían sentir con orgullo nuestra niñez.

.

Educación con bases firmes

Cuando se tienen bases firmes, el caminar por la vida será siempre más fructífero. Porque hoy en día la familia se encuentra afrontando serias dificultades nacidas de los conflictos que tiene que superar, porque su misma naturaleza refleja que hubiera cambiado y no siempre para bien. Es un constante reclamo de la sociedad donde nos desarrollamos, el tener anhelo de vivir valores como; como la paz, la justicia, la verdad, la seguridad, la  tolerancia, solidaridad etcétera. Por eso repito que valor es aquello que le da sentido a la vida, aquello por la cual vale la pena vivir y actuar.

Dicen que cuando te desarrollas en un hogar lleno de amor y comprensión, creces bajo la guía de una buena educación, ya que la vinculación con una buena paternidad te ofrece superarte en todos los ámbitos. Es importante que las parejas tengan comunicación constante y profunda para que juntos tomen las decisiones necesarias o convenientes, aportando cada cual lo que le es propio. Se dice que la mujer es el corazón y el hombre es la cabeza. Lo que es cierto que no es posible la vida humana si falta alguno de estos órganos. Lo ideal que el padre y la madre formen una comunidad de amor que irán incluyendo a los hijos cuando los vayan gestando.

.

Tiempo de Calidad

Es muy importante el recibir amor desde niños, porque hace sentido en el aprecio a nuestra vida, y nos ayuda a aprovechar el tiempo que Dios nos otorga. Es hora que iniciemos a organizar el tiempo, para trabajar eficazmente, descansar y cultivarnos en cuerpo y alma. Organicemos nuestro tiempo teniendo claras nuestras metas y objetivos bien claros de cada día. Eliminemos las tareas que no son importantes, y démosles preferencia a las más urgentes y necesarias. En fin, el tiempo es vida y si queremos vivir bien, debemos aprender el arte de usarlo adecuadamente. Esto quiere decir preferir las actividades importantes y trascendentes para tener una vida con sentido.

Por creer de mucha importancia este tema, me permito señalar unos puntos que con atención leí en un artículo hecho por la pedagoga Ma. Eugenia Díaz Gastine donde aborda con mucha objetividad e inteligencia aquellos obstáculos  para administrar bien el tiempo:

.

La distracción. Es necesario concentrar los esfuerzos hacia una misma dirección y no hacer distintas cosas a la vez, sin poder terminar ninguna. El que mucho abarca poco aprieta, no basta con estar ocupado, se debe dirigir el uso del tiempo para darle sentido a la vida con las metas que nos propongamos.

 .

La pereza. La persona perezosa es egoísta, hay mucho que realizar y desea hacer lo menos posible. Huye de todo esfuerzo y justifica su actitud detrás de la indiferencia porque no es capaz de dirigir su propia vida en forma productiva.

 .

La demora. Al dejar para después las cosas que debemos hacer, lo único que esperamos es que pase algo que nos impida cumplir con el compromiso. Los asuntos que hemos demorado, por ejemplo; hablar con  nuestro hijo, hija sobre su salud, con algún  pariente o compañero de trabajo para mejorar la relación.

.

La impaciencia. La buena administración del tiempo nos pide que respetemos el proceso natural que se necesita para que las metas se alcancen sin forzar situaciones y respetar el ritmo del trabajo de los demás. Exige de nosotros mayor comprensión, perseverancia y resistencia.

En fin distinguidos lectores ser una comunidad de amor significa vivir con personas que me valoran, a quienes les agrado, con quienes disfruto estar y que son correspondidas de la misma manera. Y esto debe de reflejarse más allá de la familia en el amor al prójimo  en un amplio sentido.

.

-. La vida familiar suele estar marcada por el debilitamiento de la Fe y los Valores.-