Vallarta hoy:

Quién y Qué

QUE en torno a los orígenes, desarrollo y transformación de Nuevo Vallarta,- pilar de la Riviera Nayarit,- fueron varios los personajes que ejercieron un papel fundamental para el éxito de este destino turístico que hace ya algunos años llegara a ser por sí sólo y en función de su número de habitaciones, uno de los destinos turísticos más importantes del país, después de Cancún, de Acapulco (antes de su declive) y del mismo Puerto Vallarta.

En este recuento surgen las figuras del ex Gobernador Celso Humberto Delgado, gran impulsor de Nuevo Vallarta quien al lado del doctor Federico Martínez Manautou, entonces director del Fideicomiso Bahía de Banderas, impulsó desde el lado oficial este fraccionamiento residencial que después se convertiría en un destino turístico muy exitoso. Años después, Celso Humberto Delgado creó el municipio de Bahía de Banderas que representó,- en muchos aspectos,- la mayoría de edad para Nuevo Vallarta y sus zonas de influencia.

Por el lado del sector privado, indispensable mencionar al personaje que fue Pietro Rizzuto,- padre de Alfonso Rizzuto,- quien a invitación de Agustín Barrios Gómez, entonces Embajador de México en Canadá, vino a esta región y decidió invertir en lo que fue el primer hotel de Nuevo Vallarta operado por la cadena Jack Tar, justo en el edificio original que ahora ocupa Marival Resort.

Y mucho antes de la llegada impresionante por cierto del Grupo Mayan Palace, un personaje canadiense irrumpió en los inicios de los años ochentas para iniciar un desarrollo que con el tiempo se convirtió en uno de los más grandes y ambiciosos de la zona.

Nos referimos al empresario canadiense Graziano Sovernigo y a su mega desarrollo turístico-inmobiliario Paradise Village (Pueblito Paraíso) que tuvo sus grandes momentos a partir de 1990 y que aún conserva un lugar importante entre los mega desarrollos de esta región.

Hombre que venía desde muy abajo, “soy un albañil”, solía decir, Graziano Sovernigo sabía muchísimo de construcción y se metía de lleno en todas sus obras desde las más sencillas hasta las más complejas. Siempre al pendiente de los mínimos detalles.

Su visión y confianza en este destino turístico lo llevó a decidirse por adquirir grandes extensiones de tierra en donde ubicó sus hoteles, sus complejos de condominios, su centro comercial y empresarial, su campo de golf y el desarrollo residencial “El Tigre” en donde alcanzó un enorme éxito.

Retirado ya de todo, Graziano Sovernigo, reside en su natal Canadá en donde batalla con una fatiga mental no obstante ser un hombre muy fuerte acostumbrado siempre a las rudezas del trabajo.

Uno de sus hijos está a cargo de los desarrollos mientras que ha trascendido que los negocios están a la venta en espera de un valiente que le entre a realizar una inversión de muchos millones de dólares.

Mientras tanto, es justo mencionar, que al margen de claro oscuros, el nombre de Graziano Sovernigo está ya en la lista de los grandes personajes que contribuyeron a que Nuevo Vallarta sea lo que es hoy para beneficio de miles de personas y sobre todo del sur de Nayarit y su impresionante Riviera.

.

QUE hoy se cumplen cuatro años del asesinato del ingeniero José de Jesús Gallegos Álvarez, quien, entre otros méritos, fue el primer secretario de Turismo del Gobierno de Jalisco.

Pocos personajes de la política estatal saben con exactitud la forma en que Gallegos Álvarez llegó al cargo pues si bien era un hombre que conocía la industria del turismo dada su exitosa trayectoria en el Grupo Mayan Palace (ahora Vidanta) y los importantes objetivos que ahí alcanzó, no se le ubicaba dentro de un esquema político oficial.

Se hablaba de una cercanía con el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval producto de la amistad que hizo con él cuando fue presidente municipal de Guadalajara en donde coincidieron en actividades sociales y en el emprendimiento de algunos desarrollos inmobiliarios importantes.

En ese tiempo, Jesús Gallegos residía con su familia en la ciudad de Houston, Texas y regresó a Guadalajara sólo para tomar posesión del cargo en el que sólo estuvo unas pocas semanas.

Fue un hombre audaz, visionario, un amplio conocedor del negocio inmobiliario y de manera particular de la mina de oro que representa el comercializar desarrollos de tiempo compartido. Durante muchos años, fue el brazo derecho y el hombre de todas las confianzas del magnate tapatío Daniel Chávez Morán de quien mucho aprendió.

Sorpresivamente, dejó de pertenecer al grupo Mayan Palace para dedicarse a sus propios negocios inmobiliarios en Guadalajara, en la Riviera Nayarit con el hotel La Tranquila  (ya vendido) y en Puerto Vallarta con el desarrollo Deck 12 ubicado frente a la Administración Portuaria Integral.

Hombre carismático, bien parecido, de buen hablar y con una vida social de alto nivel, Jesús Gallegos se había convertido en uno de los empresarios inmobiliarios más exitosos de Guadalajara pero por razones de seguridad tuvo que cambiar su residencia a Houston, Texas, de donde regresó tras ser nombrado por el Gobernador de Jalisco como secretario de Turismo, responsabilidad que tomó Enrique Ramos Flores, otro empresario muy conocido en Guadalajara quien llegó al puesto impulsado por Carlos Álvarez del Castillo, editor y propietario del legendario periódico El Informador y cercanísimo del Gobernador Sandoval Díaz.

Si bien han sido detenidas algunas personas acusadas de haber participado en la planeación y ejecución del atentado que privó de la vida a Jesús Gallegos, hasta la fecha no se conocen con claridad las razones del sonado crimen que hace cuatro años cimbró al Gobierno de Jalisco.

.

QUIEN también recordamos el día de hoy es a Carmen Leticia Torres Cortés, “Coco” Torres, en el tercer aniversario de su fallecimiento. Ella fue una de las mejores secretarias ejecutivas que ha tenido Puerto Vallarta.

Durante muchos años, fue el brazo derecho del legendario hotelero Máximo Cornejo Quiroz, fundador de los hoteles “Delfín” y “Tropicana” y fundador de la Asociación de Hoteles de Puerto Vallarta de la que es presidente honorario.

“Coco” Torres, le llevaba todo a Máximo. Desde su agenda hasta sus relaciones públicas y políticas. Siempre estaba ahí a su lado y en todo momento le cubría las espaldas. Incluso, llegó a ser su consejera en temas importantes para este personaje ya fueran acerca de la  hotelería, de la política o de sus negocios que, por cierto, no eran pocos.

Dueña de un excelente inglés, “Coco” Torres llegó a ser la vallartense mejor relacionada con la comunidad norteamericana y con la mayoría de las personalidades internacionales que visitaban Puerto Vallarta. Socorro “Coco” Torres, fue integrante de una de las familias más reconocidas del viejo Puerto Vallarta. Su padre fue don Florencio Torres y su madre, doña Josefina Cortés, una mujer que nos dejó un legado impresionante.

.

Search