Vallarta hoy:

Emprende o depende

El emprendedor reta diariamente al plan de vida que otras generaciones siguieron como modelo único de supervivencia.

.

Por Carmina López Martínez
arizbeth.lopez@univa.mx

.

A todo el que inicia un negocio se le denomina Emprendedor, aunque el verdadero origen etimológico de la palabra se refería a los aventureros como Colón.

Hoy en día esa misma actitud es la que caracteriza al Emprendedor ante la incertidumbre, en una búsqueda incesante por superar la nueva dinámica económica global, soportada ésta en empresas que ofrecen bajos salarios y mantienen a jóvenes profesionales en la banca del desempleo.

Esta es la realidad mundial. Mientras en Estados Unidos, Colombia y Brasil entre el 34 y 59 por ciento de sus startup y Mipymes sobreviven un segundo año, en México el 75 por ciento fracasa.

Los números impresionan aunque no detienen a los emprendedores que desean presentar al mundo sus productos o servicios revolucionarios. Sí, algunas ideas nacen destinadas al éxito, las más ven inevitable el fracaso.  Ese revés no solo proviene de la insuficiente inversión inicial, además consideran otros aspectos importantes para mantener el barco a flote.

“No es fácil”, aseguran empresarios establecidos de todos los tiempos. Los más exitosos comparten -o lo hicieron en su momento- valiosa información como Steve Jobs, él aún después de morir sigue inspirando a millones de jóvenes convencidos de lograr obtener un éxito similar, o superar, al gigante de la tecnología móvil.

Existen incontables y variadas historias. Basta dedicar nuestro tiempo para indagar a fondo la biografía de diversos empresarios célebres, en particular para escudriñar la visión que a cada uno particularizó.

Al investigar encuentro valiosa información. Todos formaron un equipo multidisciplinario; reclutaron personas con objetivos en común, visionarios y dedicados a conseguir la superación colectiva. Lo cual derriba la idea errónea que explica el éxito como una meta individualidad.

El emprendedor reta diariamente al plan de vida que otras generaciones siguieron como modelo único de supervivencia. Ahora es casi imposible seguir esa misma conducta, no porque las nuevas generaciones sean más ingeniosas, innovadoras y creativas; su intenta búsqueda por generar fuentes de empleo es consecuencia de la falta de los mismos.

En varias fuentes informativas se han publicado reportajes interesantes sobre los jóvenes emprendedores, el más célebre inspiró la película “Red Social” de la cual sobra mencionar al protagonista para conocer el desenlace de la historia.

Al igual que sus colegas millennials el joven creador de Facebook innova en todos los aspectos, ahora se me informa de la entrega de 160 becas para la comunidad de desarrolladores mexicanos, esto por parte de la red social y Dev.F.

Pese al panorama mundial, nuestro país atrae a más inversionistas y cazatalentos, tal como lo manifiesta  Alonso Fernández, encargado de Alianzas Estratégicas de Facebook México: “Creemos en el poder de la comunidad y el potencial que tienen los desarrolladores en México. Sabemos la importancia que tiene el proporcionar herramientas de desarrollo de talento para los jóvenes para que puedan mejorar oportunidades laborales”.

Esta noticia asegurará el futuro de jóvenes talentosos e innovadores los cuales sin duda tendrán la visión para emprender proyectos basados en la tecnología, en lo cual México no se ha destacado demasiado en el mundo independientemente de que sus universitarios han logrado buenos sitios en competencias de igual a igual mediante diversas contribuciones innovadoras. Es preciso decidirse, emprender o depender en una sociedad global que exige emerger y mantenerse en el juego de la trascendencia.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional de la UNIVA Plantel Puerto Vallarta.

Search