Sigue la mata dando

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jose.reyes@univa.mx

.

Ya perdí la cuenta de las crisis que he señalado como desastrosas. La económica no es la más destructiva, la credibilidad de los ciudadanos de México es preocupante; pocos o casi nadie confía en los ‘partidos políticos’, no es para menos sus candidatos en su mayoría son pájaros de cuenta; unos ladrones, otros mentirosos, los más simuladores, no hay a quien ir.

La pobreza cada vez más insultante;  entre gruñidos de tripas se distrae la inteligencia y desconocemos al precandidato que agita conciencias y banderitas de su respectivo partido en medio de un tumulto que enfrenta el problema de vacío estomacal.

En la medición multidimensional la mayoría de los mexicanos no son pobres, aunque casi 50 millones están prontos a serlo. Esto es resultado de estudios del INEGI y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

No perder de vista este asunto detonante al igual que a las entidades federativas donde este año más de 14 millones de votantes elegirán gobernador. Es un verdadero indicador para los que triunfen; se les podrá aclarar el camino rumbo al 2018. Son estados donde ha prevalecido la continuidad sin alternancia, 87 años el Estado de México y Coahuila, bastiones añejos del PRI.

Lluvia de cargos presidencias municipales, diputados de mayoría y relativa así como representación proporcional y regidurías; esto es colocar los rieles para la locomotora del 2018, por lo pronto el Instituto Nacional Electoral inicia los preparativos.

Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz están en la mira de los más de 14 millones de electores. Aquí se medirán fuerzas y debilidades de una y todas las partes; lo que los moverá será nuevamente la fe en que su vida cambiará con el nuevo profeta; ese que no sufre los embates de las carencias diarias, o es empresario o representante popular, respaldado por los “gallones”, con deseo de votos para justificar su política vinculada a formas de poder y dominio sobre los demás, rodeado de ellos siente que hace más grande la democracia, la política se vestirá de gala en estos momentos (Aristóteles, Maquiavelo, Lasswel, Dahl, Weber), así se prepara la guerra de proyectos entre los contrincantes que siempre estarán por encima de las necesidades reales de la sociedad en crisis permanente.

La realidad es cruda, un modelo educativo que pocos descifran de cara a una desnutrición generalizada donde los niños asisten a sus clases sin haber probado bocado; salarios de hambre, violencia e inseguridad social desde los mismos hospitales, miles de docentes indecentes con ejemplos antiéticos; una auténtica demencia contagiosa desde los grupos en el poder ávidos de más poder, un olvido dirigido a manipular más que a satisfacer las necesidades reales de la población la cual acumula más carencias y frustraciones. Ese es el escenario que espera rescatar votos.

.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Político Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.