Vallarta hoy:

Repercusiones psicológicas por el uso excesivo de los videojuegos en los niños

Uno de los problemas que enfrentan actualmente los padres de familia es el tiempo excesivo que pasan sus hijos frente los videojuegos.

.

Psic. Hania Sosa
Máster en Educación

.

Uno de los problemas que enfrentan actualmente los padres de familia es el tiempo excesivo que pasan sus hijos frente los videojuegos. Cada vez podemos observar a más niños que cuentan con aparatos mediante los cuales pueden jugar, ya sean éstos portátiles o no. Los hay de todas las marcas, tamaños y precios; de tal forma que aunque los niños no puedan tener acceso a aquellos de más alto costo, de cualquier manera pueden acceder a videojuegos semejantes pero que tienen un costo mucho más accesible.

En la terapia familiar se pueden observar cada vez más casos de padres de familia que no saben cómo controlar el tiempo de uso de estos aparatos. En primera instancia porque en muchos de esos casos, ambos padres trabajan, por lo que hace que sea más difícil la labor; y en segunda instancia sencillamente por la falta de una adecuada disciplina familiar.

El primero de los casos es más difícil de resolver ya que se necesita de la participación y toma de conciencia de los hijos. Aunque existen muchos niños que demuestran una madurez y responsabilidad mayor a su edad biológica, la realidad es que en la mayoría de los casos no sucede así, por lo que es prácticamente imposible dejarles esa responsabilidad a ellos.

Por otra parte, también se requiere del apoyo y participación de las personas que se hacen cargo de ellos mientras los padres se encuentran trabajando; y a pesar de lo sencilla que pudiera parecer esta última alternativa, en la práctica podemos comprobar que resulta más difícil de lo aparente. Es sumamente común observar que los cuidadores no lleven a cabo las mismas normas que aplican los padres cuando están en casa, independientemente de si los cuidadores pertenecen o no a la familia. Por lo general son más flexibles y tolerantes con los niños, lo cual hace que para los padres resulte más difícil mantener límites cuando los cuidadores ya no se encuentran.

En el segundo de los casos, lo que se requiere es una adecuada disciplina familiar. Esto se traduce a la implementación de reglas adecuadas, establecidas en consenso cuando se encuentre la familia reunida, de tal forma que se generen contratos entre todos los miembros; así como también deben quedar claras las consecuencias en caso de que se falte a esas reglas y/o acuerdos.

Los padres deberán asegurarse de ser constantes en estos acuerdos para así lograr los hábitos deseados en sus hijos que, en el caso de los videojuegos, sería establecer horarios y tiempo máximo de uso por día.

Algunas de las repercusiones psicológicas en los niños, cuando no se siguen las recomendaciones antes mencionadas son las siguientes:

.

  • Disminución de la capacidad de socialización y convivencia.
  • Aumento de miedos y temores cuando se juegan videojuegos no aptos para su edad.
  • Disminución en la convivencia y comunicación familiar.
  • Aumento de la agresividad.
  • Disminución de la tolerancia a la frustración.

.

Existen videojuegos que pueden resultar entretenidos y educativos para los niños. Será labor de los padres orientar a sus hijos para utilizar el tiempo no sólo en videojuegos que no tienen ningún beneficio para ellos, sino que además participen con ellos en otras actividades que les permitan tener contacto y convivencia con el resto de la familia así como con otros niños; pero sobre todo, no olvidar fomentar la actividad física y el ejercicio.

.

hania_psicologia@hotmail.com
Facebook: Centro de Psicología

Search