Vallarta hoy:

En este siglo se exigen resultados progresivos

Por Mtro. Luís Ignacio Zúñiga Bobadilla
Director de la UNIVA Puerto Vallarta
direccion.vallarta@univa.mx

.

Es tiempo de evaluar procesos en todos los sentidos y reconocer los valores culturales de sus participantes, orientarlos, promoverlos y reforzarlos mediante proyectos de viabilidad, premisas fundamentales para la estrategia del proceso globalizador y competencias.

Ventajas económicas interesantes presenta este siglo, todas basadas en estudios profundos de gran impacto social, sus particularidades son producto de estudios acuciosos de instituciones privadas y públicas con la aplicación de tecnologías avanzadas, inteligencias analíticas con esquemas de referencia innovadores demanda de la nueva realidad.

Todo lo anterior interconectado con la realidad cultural y a la vez con el mundo global a través de estudios emanados de diferentes disciplinas profesionales  las cuales en todo su desarrollo se han impregnado de reflexiones; los avances se han expuesto, reconocido y documentado ampliamente.

Lo he planteado en múltiples espacios y lo he manifestado en diversos foros a los cuales he sido invitado con la oportunidad de transformar a las  organizaciones para lograr sus objetivos, además de mantener en mis propuestas el uso permanente de las nuevas tecnológicas de la Información y la comunicación, así como el obligado seguimiento a todas sus manifestaciones esperadas y complementarias.

Como parte de la transformación de este siglo está la tecnología incansable, hay personas que no tienen intensión de reconocerla tal vez por su inclusión en ella, sin embargo sus cambios los vivimos a diario, ya sea en la cultura, en los sistemas científicos diversos, aspectos corporativos sobre todo en la conducción del talento humano al interior de una empresa como dije o del sector público y con repercusión simultánea en otros sectores sociales. Los vuelcos están a la orden del día.

Como director de la Universidad Católica de Puerto Vallarta me ha quedado claro en casi una década de tener este privilegio, que la gestión universitaria no se agota; he propuesto un modelo interdisciplinario para los jóvenes emanado de la pedagogía interactiva donde se mantenga interacción de profesionales; donde tengan la posibilidad de participación por ejemplo un abogado, también puede trabajar un administrador, un contador, un ingeniero arquitecto y por qué no un nutriólogo y comunicólogos estratégicos.

Lo importante es lograr la meta deseada y esta es, desde mi punto de vista, la satisfacción de servir a los ciudadanos. Son retos para los líderes, los cuales sabrán resolver con sabiduría aplicada en las propuestas que pongan sobre la mesa. Solamente así las organizaciones serán realmente exitosas con capacidad de reconocer y desarrollar la cultura emprendedora, con ventajas competitivas y de gestión permanente.

Esto permitirá a las  instituciones públicas y privadas abatir  paradigmas resistentes al cambio; la planeación de estrategias alternativas es uno de los caminos más aceptables con la información suficiente en materia de tecnológica avanzada. Ninguna organización que se precie de serlo puede apartarse de este camino. Las resistencias o inercias no tienen cabida en este siglo; los momentos requieren líderes con alto compromiso social a fin de instaurar una cultura de cambio organizacional porque En este siglo se exigen resultados progresivos.

Search