Vallarta hoy:

La mejor ecuación matemática (+ AMOR – AMBICIÓN = ABUNDANCIA)

La mayor problemática que está viviendo nuestra traicionada nación es causada por esos “poderosos ambiciosos“.

.

Por un México mejor

.

En ésta enigmática vida, ante cada problema que se nos presente, tenemos que tener fe en Dios, y Él en la forma más sencilla nos dará la respuesta.

Un clásico ejemplo para los tuxpeños: “Existe en mi pueblo una exquisita fruta que le llamamos Caimito; sin embargo mucha gente prefiere abstenerse de comerla porque si tus labios o manos hacen contacto con ese jugo blanco que sale al cortarle, es parecido a una molesta goma, que es muy difícil de quitar; sin embargo, Dios, en forma magnánimo, nos pone en el mismo árbol el remedio. Basta pasar una hoja (amor) sobre la parte afectada y… ¡La sensación pegajosa y molesta,  por arte de magia desaparece!

El famoso “Caimito“, representa las “delicias improbables“, que nuestro vejado país ha adquirido con los supuestos “Beneficios de la famosa Globalización“; digo delicias improbables porque al pueblo le toca la recolección de la fruta nada bien remunerada y sólo recibe un mal sabor de boca al querer pillar sin autorización una fruta que con el miedo y las carreras, sólo se llena de ese líquido pegajoso y molesto… ¡Muy difícil de quitar!…

Ese líquido pegajoso y molesto, es comparable con la nueva ideología y forma tan libertina que nos ha embargado; aparentemente al tener la fruta en las manos pensamos en todo el éxtasis que lograremos al probar algo nuevo; sin tener la precaución de informarnos del mal que nos causará, sino tenemos la información debida.

Las hojas son el bálsamo de amor, que sirven para evitar una molestia y dolor futuro, causado por el deseo desenfrenado…

La mayor problemática que está viviendo nuestra traicionada nación es causada  por esos “poderosos ambiciosos“, que abusando de sus grandes privilegios y de saberse intocables porque “Sus nuevas Leyes“ los protegen… ¡Tratan de seguir acumulando riquezas!, sin importar pisotear o exterminar a quien se cruce por su desbocada carrera, sin ponerse a pensar que a pesar de tener tanto dinero, lo único que han logrado es el de sentirse cada vez más solos a pesar de estar rodeados de familiares, “amigos“ y “enemigos“… ¡A tal grado que llegan a desconfiar de su propia sombra!…

Se les olvida que morirán y no se llevarán nada material, pero sí una gran carga  de remordimientos; una familia destruida, el odio entre los mismos hijos (que se pelearán y matarán por esa herencia maldita); un pueblo agonizante y hundido en la miseria y desesperación; una sociedad corrupta acostumbrada a la degeneración y el exterminio; una nación vendida y esclavizada nuevamente… ¡Por el yugo de los extranjeros!…

Por favor, si ocupas un lugar en el poder, que no se te olvide que es el mismo pueblo el que te eligió, confiándote a su amada Patria y Familia, y a él o ella mismo(a), que depositó en ti toda su confianza… ¡No lo defraudes!, no lo sigas robando, humillando haciendo que trabaje para extranjeros más poderosos y valiosos que tú mismo!…

Aprende ésta sencilla ECUACIÓN MATEMÁTICA, como una Clave Secreta, que el mismo Dios, está poniendo a tu alcance: ¡+ Amor – Ambición = Abundancia!

Sólo con esa clave secreta, podremos rescatar a nuestro adorado País del Colapso que se avecina, causado ¡No, por la mala suerte!, ¡sino que por la Ambición Desmedida de unos cuantos!…

Estamos ávidos de “MÁS AMOR“, justicia, respeto, benevolencia, paz, para con mi México querido; nos urge “MENOS AMBICIÓN“, corrupción, degeneración. ¡Dejen de comprar artículos chinos de muy mala calidad que se venden a precio de oro, al desesperado pueblo mexicano! Infinidad de jóvenes con un gran coeficiente intelectual se encuentran desempleados, desesperados y muy necesitados, pueden fabricar esos aparatos, y por consiguiente tendremos como resultado más abundancia, prosperidad, unión y alegría en las Familias Mexicanas, que con amor, cuando se recuperen, ¡sé que gustosas ayudarán a las familias chinas!

Por eso suplico encarecidamente a esos existentes Poderosos Políticos, que a pesar de todo, siguen siendo Honestos y Cabales, ¡apliquen y enseñen en su Puesto Político, la mejor “Ecuación Matemática“, a todos sus subalternos; y traten de convencer, por el bien de nuestro adorado País, a esos terribles, inconscientes y ambiciosos poderosos, que conozcan, para evitar  que fuerzas extranjeras nos subyuguen y nuestros jóvenes desempleados desamparados, que viven en la calle… Nadie los obliguen a tomar decisiones equivocadas, que nos harán llorar lágrimas de sangre, al igual que a las infelices personas que se crucen por su camino.

¡Aún es tiempo, salvemos nuestra adorada Patria, aplicando en el Hogar y Trabajo, LA MEJOR ECUACIÓN MATEMÁTICA!

.

Cariñosamente Ana I.

Search