Vallarta hoy:

Limitados mentales

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jose.reyes@univa.mx

.

Los diagnósticos, ni ellos (los políticos) se los creen. En este momento todos en campaña política; requieren de inmediato colocar a sus candidatos y decidir la ruta de la nación.

México se piensa según el gobernante en turno. Los asuntos prioritarios se rezagan, sin definición que lleve a soluciones concretas. 40 Millones de ciudadanos en la penuria, mala educación empatada con “docentes” arribistas, podría asegurar, son pocos los que han  leído a fondo la Reforma Educativa, sus líderes lo hacen por ellos y para ellos jamás para los demás.

Sin una estrategia exitosa que logre el crecimiento económico acelerado y sostenido, México se reinventará después de las elecciones; los candidatos con su varita mágica creen dotar de credibilidad política a los ciudadanos; no será fácil, la población ya creció en sus percepciones, distinguen entre un eje fundamental y el objetivo primordial de la política económica y de todas las políticas públicas, mejorar la calidad de vida de los mexicanos. Le adelanto a esos neo políticos, no habrá soluciones fantásticas para resolver los problemas nacionales, la pobreza masiva es un clavo en la suela del zapato.

Todos los que realizan campañas anticipadas no tienen conciencia de sus promesas, las realizan sobre arenas movedizas; los momentos esperan, la desesperación por estar en primer plano no; podría afirmar que todo México se está moviendo. Burócratas y empresarios ya sacan su cabeza, miran para todas partes y entregan su tributo sin hacer aspavientos.

Todos los analistas políticos tienen plena conciencia del dispendio económico de organismos gubernamentales, todo en medio de una feroz crisis que ha llevado a la carestía, a la reducción de productos de la canasta básica. En medio de todo el anuncio de recortes al gasto para 2018, más claro sería que nos informara la SHCP cuáles programas sociales serán mutilados.

Carretillas de billetes para las campañas, aunque no efecto; mejor dicho así será porque los ciudadanos dejamos de creer en los partidos políticos desde hace tiempo, entonces salen sobrando los espacios en medios electrónicos dedicados a la más corriente guerra sucia, son emisiones sin sentido y semblantes ajenos a la realidad por la cual atraviesan los ciudadanos. Miles de millones de pesos tirados a la nada, gastados ante la mirada menesterosa de millones de ciudadanos.

Me da risa una de tantas declaraciones del señor Peña Nieto, sin estar en campaña quiso presumir, fue una emisión que ya se hizo clásica como la de no habría más gasolinazos, lea por favor y celebre la desfachatez presidencial o mejor dicho, la falta de seriedad para nosotros los mexicanos:

“En los seis años de mi mandato el PIB crecerá a una tasa anual promedio de 5% o más. Al logro de este objetivo subordinaré todas las  prioridades de la política pública y he acordado con las empresas líderes en la fabricación de manufacturas y en la provisión de servicios de alto valor agregado, compromisos de inversión que se verán acompañados con la necesaria infraestructura y desarrollo de capital humano. Invito a los empresarios, sindicatos, universidades, bancos, etc., a dar su mejor contribución al objetivo nacional de crecimiento”.

Estudios sistemáticos del crecimiento económico señalaron esto como la más grande utopía, tal vez para distraer la mirada de la necesidad y soñar, como ahora con las promesas populistas o no pedimos más seriedad de los aprendices de político, no nos vayan a desfalcar y los veamos como realmente son, ni Dios lo permita en estas fechas de guardar, reflexionar y dimensionar realmente el sacrificio del hijo del Todopoderoso, espero que se les ablande su corazón y frenen el despilfarro.

.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Político Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.

Search