Jugadores de primera… en segunda

Marc Crosas, de 29 años, se formó en la Masía del Barcelona y en México se le recuerda mucho por su paso con la Universidad de Guadalajara y el Cruz Azul.

.

  •  Los casos de Marc Crosas y Daniel Ludueña son dos de los casos más dramáticos en el futbol mexicano; ambos juegan en la liga de Ascenso MX, pero podrían caer a segunda división.

.

Cuando se formaba en la Masía del Barcelona, Marc Crosas nunca se imaginó que estaría en riesgo de descender a la Segunda División en México, en realidad la tercera categoría en nuestro país.

Mucho menos estaba en los planes del Tampico Madero el panorama, cuando a dos jornadas de que termine el torneo regular están en riesgo de caer una división, si bien el principal candidato son los Loros de Colima.

Inverosímil resultó la actualidad del equipo tamaulipeco, pues no solo cuenta con Crosas sino con un campeón en Primera División como Daniel Ludueña, dos mexicanos campeones del mundo Sub-17: Omar Esparza (2005) y Richard Sánchez (2011), entre otras figuras del tipo Omar Arellano, alguna vez convocado para Selección Mexicana.

Marc Crosas tiene 29 años y, como ya decíamos, se formó en la Masía del Barcelona y en México se recuerda mucho al jugador por su paso con la Universidad de Guadalajara y el Cruz Azul.

Daniel Ludueña tien de 36 años y fue campeón en primera división del futbol mexicano, se recuerda bien por su paso por Santos, Pachuca y Pumas, en donde derrochó calidad en el terreno de juego.

.

LIGA DE ASCENSO

El Ascenso MX disputará este fin de semana la penúltima Jornada y en la Tabla de Cocientes la Jaiba es penúltimo lugar, con 4 puntos de ventaja sobre los Loros de Colima, donde curiosamente hay otro campeón Sub-17: Christian Sánchez.

La desventaja para Tampico Madero es que el último año ha sido el equipo con el cociente más volátil pues ascendió al Ascenso MX a mediados del 2016, cuando Orlegi Deportes (empresa propietaria de Santos), invirtió en el equipo, asociado con la familia San Romá, dueños de Alebrijes de Oaxaca.

La apuesta fue fuerte: se hicieron del Hachita campeón dos veces con River Plate, así como dos más con Santos. Incluso, al inicio de este semestre, Ludueña llegó a ser líder de goleo.

La Jaiba arrastra el pésimo torneo anterior, cuando ya dirigidos por Daniel Guzmán, terminaron en último lugar, con solo 10 puntos, a los cuales se suman los 19 de esta campaña, en el puesto 12, muy lejos del líder Dorados con 28 unidades.

El palmarés del Tampico incluye el título de Concachampions de Arellano con Rayados en 2013, los pasos de Crosas por Barcelona, Francia, Escocia, Rusia o España, más allá de que cuenta con Jesús “Churpias” Moreno, cedido por América, y de Alberto “Guamerucito” García”, prestado por Chivas.

Todos ellos guiados por el Travieso Guzmán, el entrenador que también sabe de glorias al máximo nivel, por su título con Santos en el Clausura 2008. Por si fuera poco, la afición también es de lo mejor, pues hace un año, cuando militaban en Segunda, llegaron a tener promedios de asistencia que superaban a varios clubes de Primera División.

Así que las glorias de la Jaiba Brava de los 80 están muy lejos de volver lucir en el Máximo Circuito pues la “plantilla de lujo” solo pelea por no descender del Ascenso MX.

.

MAL

Otros dos mexicanos campeones del mundo Sub-17 que arrastran la cobija son Omar Esparza (2005) y Richard Sánchez (2011), entre otras figuras del tipo Omar Arellano, alguna vez convocado para Selección Mexicana, y que hoy dan tumbos en el futbol mexicano.

.

Daniel Ludueña, de 36 años, fue campeón en primera división del futbol mexicano, se recuerda su paso por Santos, Pachuca y Pumas.